Lunes 23 de marzo de 2020
#DevoSublimeGraciaTJ

“DEL TEMOR AL REPOSO”

No mida la altura de la montaña…
¡hable a aquel que la puede mover!

Versículos claves para atesorar y obedecer:

“No se preocupen por nada;
en cambio, oren por todo.
‭‭Filipenses‬ ‭4:6‬a NTV‬‬

“Y la paz de Dios...
guardará sus corazones
y sus mentes en Cristo Jesús.”
‭‭Filipenses‬ ‭4:7‬ ‭

‬“Aunque ande en valle de sombra de muerte,
No temeré mal alguno,
porque tú estarás conmigo...”
‭‭Salmos‬ ‭23:4‬a RVR1960‬‬

“Jesús experimentó temor”

Jesús salió de la ciudad y fue al Monte de los Olivos, como solía hacerlo, y sus seguidores fueron con Él. Cuando llegó al lugar, les dijo: «Orad que no entréis en tentación».
Luego se alejó como a un tiro de piedra de ellos. Se arrodilló y oró: «Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya». Entonces apareció un ángel del cielo que lo confortaba. Lleno de dolor, Jesús oraba más intensamente. Su sudor era como gotas de sangre que caían en tierra.
Lucas 22.39–44

¿Qué hacemos con esta imagen de Jesús?

Simple.... “Nos volvemos a ella cuando nos sentimos igual”

«Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad sino la tuya» (Lucas 22.42 )

¿Qué es lo que nos hace presentar la misma oración? ¿El subir a un avión? ¿Hablar en público? ¿Tomar un trabajo? ¿Enfrentar un cónyuge, hijo, jefe...? ¿Enfrentar un problema de salud? ¿Enfrentar el caos mundial que se vive hoy?

La fuente de su temor puede parecerle pequeña a otros. Pero a usted, le enfría los pies, le hace saltar el corazón y le lleva la sangre al rostro...
Eso le pasó a Jesús. Tenía tanto miedo que sangró. Los médicos describen esta condición como hematohidrosis.

La ansiedad grave provoca que se liberen elementos químicos que rompen los capilares en las glándulas sudoríficas. Cuando ocurre esto, el sudor sale teñido con sangre.

Jesús estaba más que ansioso...

El miedo es el hermano mayor de la preocupación. Si la preocupación es un costal pesado, el temor es un baúl de concreto!!... No se puede mover.

Es notable que Jesús sintiera tal temor. Pero qué bondad la suya al contárnoslo. Nosotros tendemos a hacer lo contrario. Disfrazamos nuestros miedos. Los ocultamos. Ponemos las manos sudorosas en los bolsillos, la náusea y la boca seca las mantenemos en secreto. Jesús no lo hizo así. No vemos una máscara de fortaleza. Escuchamos una petición de fortaleza!!....

«Padre, si es tu voluntad, quita esta copa de sufrimiento».

El primero en oír este temor es el Padre. Pudiera haber acudido a su madre. Podría haber confiado en sus discípulos. Podría haber convocado una reunión. Todo podría ser apropiado, pero ninguna otra cosa era su prioridad... “SE DIRIGIÓ PRIMERO A SU PADRE”

Ah, ¡qué tendencia la nuestra de acudir a cualquiera! Primero al amigo, al libro de autoayuda... etc. Jesús no. El primero en oír su temor fue su Padre en los cielos.

Mil años antes, David exhortó a los temerosos que hicieran lo mismo que Jesús...

Él escribió en el Salmo 24...«No temeré mal alguno».

¿Cómo podía David hacer tal afirmación? Porque sabía dónde poner los ojos.... «Tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento».

En vez de volverse a las demás ovejas, DAVID SE VOLVIÓ AL PASTOR. En vez de mirar los problemas, miró la vara y el cayado. Por cuanto sabía a dónde mirar, podía decir: «No temeré mal alguno».

En vez de concentrarse en el temor... “concéntrese en la solución”. Eso fue lo que David hizo.

Y eso también es lo que nos exhorta a hacer el autor de Hebreos...

«Corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe».
Hebreos 12.1–2

Mientras corremos se nos exhorta a fijar los ojos en Jesús.

PUNTO DE ACCIÓN

¿Desea cambiar su temor por paz?... “ORE A SU ABBA PADRE”

Él sigue diciendo:

“No se preocupen por nada. Que sus peticiones sean conocidas delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias, y que la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guarde sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.”
‭‭Filipenses‬ ‭4:6-7‬ ‭RVC‬‬

No eluda los huertos de Getsemaní de la vida. Entre en ellos. Pero no entre solo. Mientras esté allí, sea honesto. Se permite golpear el suelo. Se permiten las lágrimas. Y si su sudor se convierte en sangre, no será usted el primero. Haga lo que Jesús hizo: ore al Padre, abra su corazón. Y sea específico. Jesús lo fue. «Pasa esta copa». Cuéntele los detalles de los problemas que lo atemorizan. Él tiene mucho tiempo. También tiene mucha compasión.

Ánimo...

No mida la altura de la montaña... hable a aquel que la puede mover!!

En vez de llevar el mundo a sus espaldas, háblele al que sostiene el universo en las suyas!!

Tener esperanza es mirar hacia adelante... es poner los ojos en Jesús!!

Ahora bien, ¿hacia dónde estaba usted mirando?
-Max Lucado

Su Gracia es suficiente!!

#en el día que temo yo en Dios confío!!

Sublime Gracia Tijuana
Señor, ¿A quién iremos?
¡Sólo tú tienes palabras de vida eterna!

Síguenos este mes a través de NUESTRAS PÁGINAS WEB:

http://sublimegraciatj.com
FACEBOOK:
https://m.facebook.com/isublimegraciatj/‬
MAIL:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Estos son nuestros horarios:
Miércoles de Oración: 6:00 pm.
Viernes de Discipulado: 6:00pm.
Domingos Culto General 10:30 am.