Versículo clave: 
"Te exaltaré, mi Dios, mi Rey....
CADA DÍA te bendeciré, Y alabaré tu nombre eternamente y para siempre".
Salmo 145:1a-2
A pesar de que Jesús siempre estaba rodeado de gente y tenía un sinnúmero de actividades, Él siempre buscaba tener tiempo para Su Padre, sabía cómo apartarse a solas para orar y buscar su comunión con Él...
 
«Enseguida, (Jesús) hizo que sus discípulos subieran a la barca y que se adelantaran a la otra orilla, a Betsaida, mientras que él despedía a la multitud, pero después de despedirlos se fue al monte a orar.» ‭‭San Marcos‬ ‭6:45-46‬ ‭RVC‬‬
 
¿PORQUÉ NO TENEMOS TIEMPO PARA DIOS?
 
Para muchos de nosotros, -sobre todo si vivimos en ciudades-, el tiempo es una cosa escasa. Recuerdo un anuncio que decía: “si no te mueves, caducas”. Pero, hay otra cosa que va a caducar si no nos paramos: "nuestra relación con Dios", y ten por seguro que, "recibiremos las consecuencias" -si no es que ya las sufrimos por no aprovechar bien el tiempo -. Y la vida seguirá igual, sin asistir a una iglesia local, sin orar, sin leer la Biblia, en soledad, sin consejos, sin ofrendar, sin diezmar, sin ayunar etc, etc.…todo por no tener "TIEMPO PARA DIOS".
¿No te  parece que, es difícil continuar enamorado de alguien con quien pasamos poco tiempo o a quien casi no dedicamos ni un pensamiento? 
 
DIFERENTES TIPOS DE CREYENTES QUE NO TIENEN TIEMPO PARA DIOS: 
1.- El Espontáneo: Dice que no tiene tiempo para Dios, pero siempre aprovecha los días libres para ir al cine, lee periódicos, revistas, navega en Internet ...pero no tiene 10 minutos para leer la Palabra. Pasa horas hablando por teléfono o chateando, pero sólo habla con Dios cuando da gracias por la comida que come. Su mayor problema es que funciona en base a las apetencias. No ha aprendido a aprovechar el tiempo.
2.- El Entregado a sus compromisos: Dice, “No tengo tiempo para Dios”, mientras que corre a la próxima reunión de su iglesia. Se mete en demasiados compromisos. No controla su agenda, porque los que controlan su agenda son sus amigos. Como no sabe decir “no” a muchas actividades "buenas", acaba diciendo “no” a "la mejor": su relación con Dios.
3.- El Inflexible: Es el que más se acerca a la verdad al decir, “No tengo tiempo para Dios”, aunque con un cambio de mentalidad vería que tiene tiempo para Él. Su horario y sus responsabilidades son inflexibles, dejándole con menos opciones. Quizá es madre soltera y trabaja fuera del hogar, o es dueño de un comercio, o bien padre de familia que estudia y también trabaja, o un hombre que se pasa la vida en viajes de negocio. Tiene poco tiempo libre. Se levanta temprano y se acuesta tarde.…
¿Nos identificamos con alguno de estos ejemplos?
 
APRENDAMOS A REDIMIR EL TIEMPO SABIAMENTE 
 
Efesios 5:16 exhorta: "aprovechemos bien el tiempo, porque los días son malos".
 
 
A continuación te presento algunas prácticas sugerencias para administrar sabiamente el tiempo y darle a Dios la prioridad en nuestra vida:
 
1.- Organicemos nuestra agenda: Si no llevamos nosotros las riendas de nuestro tiempo, se encargarán otros de llevarlas. Necesitamos una agenda. La clave es establecer nuestro tiempo con el Señor como base de todo lo que tenemos que hacer. Establezcamos por lo menos 15 minutos diarios para nuestro devocional personal, apuntémoslo en la agenda y respetémoslo. Es el encuentro con la persona más importante de nuestra vida. Si no fallamos a las citas con nuestros clientes o amigos.... ¿cómo vamos a fallarle a Jesús, nuestro Señor y Rey?..Así que, "Sí tenemos que madrugar..¡hagámoslo!".
2.- Aprendamos a decir “no”: Cuesta "mucho", sobre todo al principio. Neguémonos  a participar en un reunión no planeada, por buena que sea la causa, sí es que ya tenemos nuestro compromiso principal: nuestro tiempo con Dios. <<Es común que los domingos llegan visitas y por no decirles: "tengo que ir a la iglesia", nos quedamos y ya no vamos>>. Hay que entrenarse para decir “no”; en ocasiones no sólo a gente, sino a ladrones del tiempo como pueden ser ("ojo") : programas de televisión, películas Internet, redes sociales (Facebook), cierto tipo de lecturas inútiles...etc. 
3.. Eduquemos a la familia: Eduquemos a los niños para que respeten el tiempo que tienen sus padres para orar o leer la Biblia. Sea cual sea el tiempo que se establezca en casa, es importante que la familia lo respete y nos den esos momentos de paz.
4.- Aprovechemos los Intervalos de tiempo: Se trata de sacarle el máximo a nuestro "tiempo muerto", por ejemplo cuando aguardamos por horas en las salas de espera de un consultorio médico o en el aeropuerto o cuando vamos sentados en el autobús o el avión, bien podemos aprovechar estos tiempos para orar o leer la Biblia si nos lo proponemos.
Una amiga, madre de seis niños, tiene poco tiempo a solas durante el día. Cuando se levanta de madrugada para alimentar a la más pequeña, aprovecha la quietud para orar. Oremos cuando nos acordemos de alguien, como Pablo, que oraba por los filipenses (Fil. 1:3).
5.- Caminemos la segunda milla ..."Tengamos Tiempos más largos con Dios": Apartemos tiempos más largos para el Señor en fin de semana, sobre todo si entre semana sólo tenemos tiempo para momentos cortos con Él. Se puede empezar con metas pequeñas y luego avanza más. Podemos incluir un tiempo de retiro y ayuno.
6.- Venzamos la pereza: Puede que sea ésta, y no la falta de tiempo, nuestra verdadera enemiga que estorba la comunión con Dios. 
 
<<Devocional tomado del artículo: "No tengo tiempo para Dios " de Elizabeth Clark Wickman>>
 
Pongamos manos a la obra:
 
Pongamos voluntad, es crucial parar y analizar el rumbo que ha tomado nuestra vida. Dejemos de encontrarnos con Dios ocasionalmente y busquemos su rostro, anhelemos establecer una relación diaria, íntima y a solas con Él...¡Démosle la prioridad que Él merece, "no lo que nos sobra"!
 
Padre Bueno, perdónanos, ayúdanos a cambiar, danos tu Gracia por Jesús, 
gracias Abba, amén.
 


Esta es nuestra dirección :SUBLIME GRACIA T.J.

Calle Sta. Mónica 12750 timbre 6 
Entre ISSSTE E ISSSTECALI PALMAS
COL. SAN CARLOS. LA MESA. TIJUANA B.C. MÉXICO 
Viernes 5:00 pm / Domingos 10:30 am

Comentarios

Share on Myspace