INTRODUCCIÓN A LOS CUATRO TEMPERAMENTOS BÁSICOS

Por Marvin Tyler

[Tomado del texto en inglés titulado INTRODUCTION TO THE FOUR TEMPERAMENTS.  Todas las referencias bíblicas son tomadas de la Antigua Versión de Casidoro de Reina y Cipriano de Valera, a menos que se haga una anotación distinta]

Los cuatro temperamentos son mentalidades o disposiciones fundamentales básicas, los cuales dan colorido a las impresiones y acciones de la fuente de vida de nuestro espíritu. Los temperamentos son:

            1.- Un temperamento extrovertido: orientado hacia la gente; "mira alrededor".

            2.- Un temperamento orientado a metas; orientado a proyectos: "mira hacia adelante".

            3.- Un temperamento introvertido: orientado hacia el hombre interior: "mira hacia dentro de sí mismo".

            4.- Un temperamento siempre filosófico, separado: orientado hacia la presencia de alguien: "ve más allá que los demás"; "tiende a mirar más allá".

            Jesús es nuestro mejor ejemplo en todas las cosas desarrolladas a madurez en cada uno de estos cuatro temperamentos básicos. Nosotros podemos ver cada uno de estos cuatro temperamentos personificado en la vida y ministerio de Jesucristo a través de los cuatro Evangelistas: Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

            En Mateo, el evangelio escrito para los judíos, Jesús es EL LEÓN DE LA TRIBU DE JUDÁ mirando atrevidamente alrededor y proclamando temerariamente la Palabra de Dios (Deuteronomio 18:18-19).

            En Marcos, el evangelio escrito a los romanos (servidores del Estado Romano), EL SEÑOR ES EL BUEY O SIERVO orientado a cumplir la voluntad del Padre. Su meta fue arar en línea recta el camino hacia la cruz del Monte Gólgota y conquistar la meta, triunfando sobre sus enemigos en victoria (Colosenses 2:14-15).

En Lucas, el evangelio escrito a los griegos (intelectuales), EL SEÑOR ES EL HIJO DEL HOMBRE, introvertido por naturaleza. En Lucas, el Señor está mirando dentro de los corazones de la gente que le rodea y les está revelando a ellos sus motivos internos del corazón.

            En Juan, el evangelio escrito a toda la humanidad, EL SEÑOR JESÚS ES LA GRAN ÁGUILA VOLANDO; ES EL HIJO DE DIOS, siempre Filosófico y separado de las cosas del mundo, pero mucho muy consciente de la presencia eterna de Dios Su Padre.

            Jesús fue perfecto en todos sus cuatro temperamentos. Dado que estamos llamados a ser conformados en la imagen de Cristo (Romanos 8:29), nosotros debemos aprender cómo permitir al Señor fluir a través de nosotros en cualquiera de los temperamentos que Él desee. Pablo, el perito arquitecto, estuvo permitiendo a Cristo hacer esto (Gálatas 2:20): "Con Cristo estoy juntamente crucificado, y vivo no ya yo mas Cristo vive en mí y lo que hoy vivo en la carne lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí". Cuando el Señor quería ser audaz y temerario, Él podía serlo a través de Pablo. Cuando el Señor quería manifestar cualquiera de los otros temperamentos, Él podía manifestarse a través de Pablo. A medida que nosotros estudiemos los cuatro temperamentos en las Escrituras, nosotros veremos ejemplos donde el Señor usa a Pablo en los cuatro temperamentos.

            Hay un temperamento dominante en cada Cristiano, pero Dios quiere que cada Cristiano esté consciente y conozca las características de los cuatro temperamentos de tal manera que los cristianos de ninguna forma limiten a Jesús en Su ministerio a través de los temperamentos. El entendimiento de esto debe ayudar a prevenir a los cristianos para actuar ajenos a aquel temperamento que ellos sienten tener y que en ocasiones causa ofensas.

            Veamos algunos apoyos o soportes escriturales que indican la necesidad para los cristianos, no sólamente de venir a madurar en sus características del temperamento dominante, sino además de dar oportunidad al Señor de desarrollar en las características de los otros tres temperamentos.

            En el primer capítulo de Ezequiel, nosotros vemos descritas ciertas criaturas. Estas criaturas son un tipo de los cristianos vencedores del Nuevo Testamento y pueden ser un tipo de Cristo. Recordemos que nosotros estamos siendo madurados (esto es un proceso) en nuestra semejanza con Cristo (Romanos 8:29). A propósito de esta disertación, examinemos algunos pasajes escriturales relativos a la vida vencedora. Apocalipsis 21:7 "El que venciere, poseerá todas las cosas". Los capítulos 2 y 3 de Apocalipsis enlistan todas las promesas para los vencedores o "para el que venciere". Apocalipsis 3:21 es de particular significado para nosotros respecto de este tema: "Al que venciere yo le daré que se siente conmigo en mi trono así como yo he vencido y me he sentado con mi Padre en Su trono".

            En el primer capítulo de Ezequiel, los cuatro animales están en cada animal, ya que cada animal tiene cuatro rostros. Ellos tienen un rostro de león, un rostro de buey, un rostro de hombre y un rostro de águila. Los cuatro rostros reflejan los cuatro temperamentos. Recordemos que somos llamados a ser conformados en la imagen de Cristo (Romanos 8:29). ¿Cuál es esta imagen de Cristo como es mostrado en los cuatro evangelios? En Mateo, la imagen es el león o extrovertido; en Marcos, es el buey u "orientado a metas"; en Lucas, es el hombre, el introvertido; y en Juan, es el águila, el filosófico y separado.

            Yo no conozco todo lo que hay en la visión de Ezequiel capítulo uno, para saber y entender todo respecto a estos cuatro animales; sin embargo, a mí me parece que los cuatro animales estaban en fuego y eran tratados por fuego para su perfección.

            Ezequiel 1:12 dice de los animales que "cada uno caminaba en derecho de su rostro hacia donde el Espíritu era que anduviesen andaban, cuando andaban, no se volvían". Ahora completemos este verso con Ezequiel 1:17 "Cuando andaban, se movían sobre sus cuatro costados, no se volvían cuando andaban". Si el Espíritu llamaba al león extrovertido, ellos podían ser un león sin los problemas de cambiar. No había ninguna fuerza centrípeta actuando sobre ellos. Los animales podían cambiar fácilmente hacia cualquiera de los cuatro temperamentos cuando el Espíritu Santo les dirigía a cambiar.

            Estos animales son vistos de nuevo en el Cielo, en el libro de Apocalipsis, capítulo cuatro. Sin embargo, hay algunas diferencias. Ya fue indicado al principio de este artículo que Apocalipsis 3:21 tendría un significado particular para nosotros: "Al que venciere yo le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido y me he sentado con mi Padre en Su trono". En Apocalipsis 4:6-7 nosotros vemos los cuatro animales o seres vivientes en medio del trono y alrededor del trono en los Cielos. Ocupar esta posición en los cielos indica que ellos son vencedores. Ahora, una de las diferencias es que el rostro de buey ha sido cambiado por rostro de becerro. Ezequiel 1:7 dice que los pies de los animales eran derechos y tenían la planta del pie semejante a las plantas del pie de becerro. Estos pasajes, en el primer capítulo de Ezequiel, están mostrando lo que había de venir y que hoy es necesario para nosotros. Los animales están caminando el camino del becerro sacrificado y, al mismo tiempo, ellos están viviendo una vida como siervos del Señor. Como un buey, ellos están arando derecho hacia adelante a la meta de tomar su cruz y seguir a Jesús (Mateo 16:24). A través de morir a sí mismos, ellos además estaban cumpliendo Juan 12:24 "De cierto, de cierto os digo que si el grano de trigo no cae en tierra y muere, él solo queda; mas si muriere, mucho fruto lleva".

            En Ezequiel, cada uno de los animales tenía cuatro rostros. Sin embargo, la apariencia de cada uno era en semejanza de hombre (Ezequiel 1:5-6). Esta semejanza de hombre es indicativo de una persona literalmente hablando. Mientras que los cuatro animales o seres vivientes de Apocalipsis 4 están indicando figurativamente las cuatro áreas en las cuales los animales descritos en Ezequiel vencen. Hay una posibilidad de que el cristiano vencedor sea considerado como un vencedor por cumplir la madurez requerida en su temperamento dominante, pero también cuando el Señor quiera usarlos justo en situaciones donde las características de los otros temperamentos sean necesarias la gracia de Dios a través del Señor Jesucristo será suficiente para ellos a fin de vencer también en esos casos.

            Apocalipsis 4:6-8 Los cuatro animales o seres vivientes tenían ojos delante y detrás y dentro de sí mismos. Retratado en estos versículos de la Escritura está el cumplimiento de los cuatro temperamentos.

TEMPERAMENTO ORIENTADO A METAS

            Ojos detrás: Mirando hacia atrás y celebrando los logros de sus metas en el Señor. Ellos podían ver dónde habían estado y cómo el Señor Jesús los había traído a través de muchas experiencias para madurarlos.

TEMPERAMENTO INTROSPECTIVO

            Ojos dentro de sí mismos: Ellos podían mirar dentro de ellos mismos y ver que ahí estaba el Señor Jesús. Ellos entienden el trabajo maravilloso que el Señor ha hecho dentro de ellos. Los cuatro seres vivientes comprenden todos los tremendos beneficios y bendiciones que el Señor les ha dado por su obediencia y buena voluntad para servir al Señor.

TEMPERAMENTO EXTROVERTIDO

            Ojos delante: Tenazmente mirando hacia adelante. Ahora, Dios les ha dado entendimiento concerniente a aquello que está por venir a medida que ellos miran adelante dentro de la eternidad. Dios es capaz de estimular ánimo en ellos (I Corintios 2:9-10), (Apocalipsis 21:7). Ellos no necesitan ser FILÓSOFOS NI APARTADOS de las cosas del mundo porque ellos ya no están en el mundo. Sin embargo, realmente ellos tienen libertad para conseguir ser animados y envueltos dentro de las provisiones eternas del Señor. Ésta es una de las razones por las cuales ellos claman día y noche "Santo, Santo, Santo el Señor Dios Todopoderoso, que era (pasado), y que es (presente), y que ha de venir "(futuro). Estos seres vivientes no lo son literalmente hablando; sin embargo, son, en una palabra, la descripción fotográfica de algo que es simbólico: En este caso, ilustran a los Cristianos que han vencido.

            Hay un tiempo para cada cosa. Y cada cosa es hermosa en su tiempo (Eclesiastés 3:1-11). Y habrá un tiempo en que Jesús querrá expresarse a sí mismo a través de un Cristiano en cada uno de los cuatro temperamentos.

            El Señor Dios creó a la humanidad y Dios sabe más acerca del ser humano que cualquier otro personaje. Esto no debiera ser una sorpresa para nadie que Dios ha puesto algunas instrucciones en Su Palabra concernientes a cómo ser sanados de las enfermedades y problemas de nuestra alma y que están relacionados con estos cuatro temperamentos. Después de la sanidad, hay una segunda etapa de desarrollo que es el de madurez. De esta manera, nosotros vemos dos etapas: a) Sanidad; y b) Madurez. Sin embargo, una cosa importante para recordar es que la habilidad que una persona necesita para ser sanada y madurada en estos temperamentos viene del Señor Jesucristo por Gracia a través de la fe (Romanos 5:1-2).

            El fundamento para este estudio viene de un artículo escrito por el hermano Robert Ewing titulado "48 PRINCIPIOS DE SANIDAD PARA EL ALMA". En su artículo, el hermano Ewing desarrolla cuarenta y ocho principios para la sanidad de diferentes áreas del alma. Esto es, de los principios de sanidad relativos a los cuatro temperamentos deriva este estudio.

            Enseguida se enlistan los cuatro temperamentos y su respectivo principio de sanidad y cómo ellos se relacionan con la Palabra de Dios, con el Espíritu Santo, con la Iglesia, y con las actitudes en sus diferentes estilos de vida.

            Efesios 6:11 "Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las ASECHANZAS del diablo." La palabra asechanzas significa planes bien trazados. El enemigo tiene planes bien trazados para todas las características temperamentales. Puede haber una debilidad o flaqueza en cada temperamento, de la cual el enemigo deseará tomar ventaja. Cuando el Señor Jesús quiere usar a un Cristiano en alguno de los Temperamentos sería ventajoso para el Cristiano saber cuál va ser la estrategia del enemigo en su contra.

     

TTEMPERAMENTO

PPRINCIPIO DE SANIDAD

DDEBILIDAD

EESTRATEGIA SATÁNICA CONTRA EL TEMPERAMENTO

TENDENCIA DE CADA TEMPERAMENTO EN EL REINO DE DIOS

UN ASPECTO DE MADUREZ DESARROLLADO EN EL MINISTERIO  DEL  TEMPERAMENTO

TIPO DE LABOR Y ORIENTACIÓN DE TRABAJO DE CADA TEMPERAMENTO

EXTROVERTIDO (Orientado alrededor; Sanguíneo)

Amor en acción

Necesidad de conocer y estudiar la Palabra de Dios

Rechazo: el diablo quiere que la persona se sienta rechazada

El Espíritu Santo: El temperamento es usado en lo sobrenatural

Mateo, el León: Testificando y lidereando temerariamente por el Señor. Influencia de convicción

Puede hacer cualquier cosa rápidamente y no necesita exactitud

ORIENTADO A METAS (Colérico)

Perseverancia en las metas y satisfacción en los logros

Necesidad de ser dirigido por el Espíritu Santo

Metas Equivocadas: el diablo quiere impartir metas equivocadas en el individuo, de tal forma que pierda las metas correctas que el Señor tiene para ellos

Acción: Cumple la obra de Dios

Marcos, el Buey, el Siervo: Siendo sumiso a las necesidades de los demás a través de proveer ayuda para ellos

Explica muy bien y dirige a otros hacia sus metas

INTROVERTIDO (Orientado hacia sí mismo Introspectivo; Melancólico)

Percepción penetrativa y exacta de conocimiento

Necesidad de desarrollar correctas relaciones en la Iglesia

El diablo quiere destruir el testimonio y la vida de la persona a través de la naturaleza de pecado

La Palabra escrita de Dios: Un deseo de conocer lo que Dios ha dicho

Lucas, el Hijo de Hombre: Correctas relaciones en un nivel noble: Siendo amigo

Cuando la exactitud es necesaria, pone atención a los detalles

FILOSÓFICO (Orientado hacia algo o alguien; Flemático)

Obediencia a la voluntad del Padre y ponerse bajo la cubierta de Dios

Necesidad de Acción

Ataque demoniaco de Depresión

La Iglesia: El Filosófico hace que la iglesia opere y esta operación es acción de los diferentes ministerios en la iglesia

Juan, el Águila: Habilidad sobrenatural: siendo capaz de contestar cuestiones directas a través de una unción y revelación que viene de Dios

Relata bien; se destaca al trabajar con la gente y no se envuelve emocionalmente

 

Si bien hay cuatro temperamentos separados con muchas características diferentes, no obstante hay variaciones y combinaciones o mezclas de los cuatro temperamentos en cada persona. Esto no quiere decir que en un individuo no habrá un temperamento más dominante en comparación a los demás; esto se debe a que se ha desarrollado tal temperamento en la persona por causa de usar más una área del alma en comparación a las otras áreas. Sin embargo, es preciso establecer que los cuatro temperamentos y sus características necesitan ser considerados igualmente en la sanidad y proceso de maduración en cada individuo.

            A medida que nosotros estudiemos los cuatro temperamentos, habrá ejemplos tomados de la Biblia para cada temperamento en las vidas de los diferentes personajes bíblicos. Aunque más de un temperamento pudiera ser identificado en cada ejemplo dado. Después, en la conclusión de las características de los cuatro temperamentos, serán estudiados desde un punto de vista de madurez en las vidas y ministerios del Señor Jesucristo y del apóstol Pablo.

            Los problemas en el alma, relacionados con el temperamento dominante, generalmente necesitan ser sanados en primer lugar. Sin embargo, nosotros necesitamos se sensitivos a las instrucciones del Señor en este aspecto. A causa de las variaciones y mezclas de los cuatro temperamentos en cada persona, nosotros veremos en este estudio que cada temperamento puede usar alguno de los principios de sanidad de otro temperamento. Así, todo principio de sanidad que trae sanidad a cada temperamento es el principio correcto que debemos usar.

TEMPERAMENTO EXTROVERTIDO

Orientado hacia la gente: "mira alrededor"

José y Pedro

            La gente que tiene este temperamento extrovertido dominante en sus vidas tiene la tendencia de hablar y actuar impulsivamente. Una persona con este temperamento dominante desarrollará un alto nivel de confianza en sí misma. Gracias a su personalidad extrovertida, audaz y temeraria, ellos son envueltos en muchas experiencias con otra gente. Muchas veces, en estas experiencias, ellos están sin un conocimiento profundo respecto a la voluntad de Dios y sin hacer uso de ningún gran nivel de sabiduría o prudencia. Jesús quiere cambiar esto. Él quiere enseñarles cómo vivir audazmente sus vidas cada día a través de entender y comprender bien: 1). La voluntad revelada de Cristo; 2). La habilidad de Cristo; y 3). La sabiduría de Cristo. El Señor enseñará a cada Cristiano cómo lograr esto a través de las experiencias, entrenamiento y pruebas que Él trae dentro de sus vidas. Amor en acción es el principio de sanidad para este temperamento. Amor en acción es permitir a Jesús vivir audaz y temerariamente Su vida a través de los Cristianos con entendimiento y sabiduría (Gálatas 2:20). Esto da al Señor la oportunidad de ser glorificado en aquello que Él hace a través del Cristiano. Una manera excelente de describir el Amor en acción la encontramos en Mateo 7:12  "Así que todas las cosas que quisierais que los hombres hiciesen con vosotros, así también haced vosotros con ellos..."

            El temperamento extrovertido se relaciona con el Espíritu Santo: Proclama temerariamente la realidad de Dios a través de prodigios y señales. Inherente a este temperamento debe haber una sensitividad al liderazgo y dirección del Espíritu Santo.  Juan 16:13 "Pero cuando viniere aquel Espíritu de Verdad, él os guiará a toda verdad; porque no hablará de sí mismo, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que han de venir." Este versículo de la Escritura, como un todo, está hablando generalmente respecto al liderazgo y dirección del Espíritu Santo a través de los milagros sobrenaturales de Dios. Es una promesa que el Espíritu Santo hablará a cada Cristiano sobre qué hacer cuando ellos estén proclamando la realidad del poder sobrenatural de Dios.

            La estrategia del enemigo en contra del temperamento audaz y extrovertido es el rechazo. El pueblo de Israel es un excelente ejemplo de esto, el cual se puede apreciar cuando ellos dejaron la servidumbre de Egipto. La mayor parte de las naciones con las que debía relacionarse la nación de Israel, cuando ellos abandonaron Egipto, la rechazaron. En el Nuevo Testamento, Pablo y su ministerio son un ejemplo de la estrategia satánica en contra del temperamento extrovertido. Él fue rechazado por completo de los judíos y, continuamente, tuvo que defender su ministerio apostólico aún respecto de los gentiles que él lidereaba y dirigía al Señor. Pablo siguió el ejemplo establecido por el Señor Jesús y continuó amando a aquellos que se le oponían. Él los amó con un audaz, maduro y extrovertido amor en acción.

            El gran problema que tuvo la mayor parte de la nación de Israel, al ser llevados a poseer su herencia, fue no conocer ni entender ni creer lo que Dios les había dicho. De los doce hombres enviados por Moisés para reconocer la tierra, diez de ellos y su espantoso reporte acerca de la gente de la tierra subrayan este punto (Éxodo 23:23-31; Números 13:25-33). Generalmente la debilidad del temperamento extrovertido es una falta de conocimiento y entendimiento de lo que dice la Palabra de Dios. En este caso, el recurso y auxilio es desarrollar la característica del temperamento introvertido orientado hacia la Palabra.

            Cuando el Señor quiere usar a una persona en el temperamento extrovertido, el trabajo es hecho normalmente algo rápido y no hay necesidad de poner atención especial a los más mínimos detalles a fin de tener calidad en el trabajo.

            El apóstol Pedro y José, el Soñador, son dos ejemplos de un temperamento extrovertido. Veamos a Pedro y a José durante tres periodos diferentes de su entrenamiento personal llevado a cabo por el Señor. Los tres periodos son: a) El principio de su entrenamiento; b) La parte media de su entrenamiento; y c) Hacia el fin de su ministerio.

  1. a) Al principio del entrenamiento de Pedro y José, ellos tenían poco entendimiento de los caminos del Señor.

Veamos a Pedro

            Juan 21:20-21  Pedro está mirando alrededor hacia otra gente, y está tratando de apartar de sí la mirada del Señor.  Jesús estaba poniendo presión en Pedro, en los versículos 15-18 para lograr obtener la atención de Pedro.

            Juan 21:3  Vemos a Pedro influenciando a otra gente para hacer algo, pues Pedro estaba frustrado y fastidiado.

            Mateo 14:28-31  Muestra a Pedro actuando con valentía y audacia pero sin entendimiento ni sabiduría acerca de los caminos y maneras del Señor. En esta experiencia, el Señor Jesús está empezando a dar muchas instrucciones necesarias a Pedro. Jesús quería desarrollar en Pedro algo de entendimiento espiritual acerca de los caminos del Señor. Muchas veces, el Señor permite a los cristianos fallar en sus intentos de creerle. Los Cristianos no deben tener desánimo o desaliento cuando esto sucede, pues el Señor está obteniendo la atención de ellos para, de esta forma, darles un gran entendimiento de cómo hace Él las cosas. Muchas veces, a medida que una persona empieza a actuar en las características del temperamento extrovertido, existe la posibilidad de que él se impresione de qué tan bien está sirviendo al Señor. En ocasiones como ésta y muy frecuentemente, el Señor logrará la atención de alguien así a través de fallas tal y como lo hizo con Pedro. Uno de los propósitos de experiencias semejantes es enseñar al Cristiano a tener total dependencia del Señor y a debilitar su confianza en su propia habilidad (Romanos 5:1-2).

            Enseguida, nosotros vemos al Señor despojando a Pedro de su propia confianza (Lucas 22:54-62). (Lucas 22:31-34) Pedro dijo "Señor, pronto estoy a ir contigo aún a cárcel y a muerte". (Una declaración de confianza audaz y temeraria). Sin embargo, al leer Lucas, capítulo 22, versículos 15-62, uno puede ver que Pedro negó al Señor y que después lloró amargamente por haber negado a su Maestro. Pedro no quería negar al Señor. Y sin embargo, Pedro no pudo ayudarse a sí mismo porque la Gracia de Dios le fue quitada por un propósito específico. El propósito era enseñar a Pedro a no depender de su propia suficiencia, sino a confiar en la Gracia de Dios y en la habilidad que sólo Dios puede dar a través de Su Gracia (Romanos 5:1-2 y   II Corintios 9:8). Más adelante, a través de las Escrituras, se advierte que, al parecer, Pedro aprendió muy bien esta lección (I Pedro 5:12).

            Desde Juan 18:10-11 se advierte como si el Señor planease las circunstancias de este entrenamiento y experiencia. En Lucas 22:36-38, Jesús dice a sus discípulos que compren una espada. Sin embargo, cuando Pedro usa la espada para cortar la oreja al siervo de Sumo Sacerdote, el Señor invalida completamente los éxitos de Pedro, al sanar la oreja de aquel hombre. Aquí, el Señor está enseñando a Pedro un principio muy importante. Juan 18:11 'Pedro guarda tu espada, yo nunca te dije que hicieras esto'. Y es que una cosa es ser audaz y extrovertido sin el Señor y otra situación completamente distinta es ser audaz y extrovertido con el Señor, en Su voluntad revelada en sabiduría y prudencia. Nada de esto está siendo dicho para desanimar a cualquier Cristiano de intentar del todo entrar en estas experiencias con el Señor Jesús. Si un Cristiano está dispuesto, el Señor se deleitará en entrenarlo como su discípulo. Cristo es capaz de traer a sus discípulos a una maravillosa relación con Él a través de Su poder vencedor, trabajando en todos ellos, en un proceso de entrenamiento.

            El Señor Jesús desea que cada Cristiano viva su vida cada día en la voluntad revelada de Cristo y en la habilidad que sólo Él puede dar (Juan 15:1-5). Juan 15:5 "Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que está en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque sin mí nada podéis hacer." Marcos 11:24 "...todo lo que orando pidiereis..." Este versículo es otro aspecto de ser audaz. El hermano Robert Ewing lo llama 'teniendo iniciativa santificada'. Si algún Cristiano quiere testificar u orar por los enfermos o ser usado en alguna otra de las promesas de la Palabra de Dios, debe hacerlo con gozo. Los Cristianos no necesitan una palabra directiva de parte del Señor Jesucristo para todo. La Biblia da libertad a los Cristianos para ejercer su ministerio. Sin embargo, cuando el tiempo lo permita, la sabiduría y la prudencia mandarán a los Cristianos a tener comunión con el Señor para alcanzar Sus pensamientos y recibir las instrucciones que el Señor quiera darles.

Ahora veamos este temperamento en la vida de José

            El entrenamiento de José es semejante al de Pedro. Esto es un principio Divino; los conceptos bíblicos y espirituales del Señor son establecidos por más de un ejemplo (Mateo 18:16).

            En el principio de la vida de José, él era audaz y atrevido, pero él era falto de sabiduría para discernir los intentos malvados que había en los corazones de sus hermanos.

            Génesis 37 registra cómo José tuvo dos sueños, los cuales indicaban que un día él gobernaría sobre sus padres y hermanos mayores. José fue temerario al relatar los sueños a su familia, pero no tenía el entendimiento y visión para comprender que sus hermanos tomarían esto como un menosprecio en contra de ellos y que ellos desearían matarle. La Biblia registra cómo ellos vendieron a José en calidad de esclavo a un grupo de Ismaelitas que estaban de caminos a Egipto. Probablemente hubo muchos pensamientos ocupando la mente de José en ese momento; pero sobretodo, estaba el pensamiento de que él debía haber usado más de sabiduría en su relación con sus hermanos. Dios estaba empezando a enseñarle discreción y prudencia.

  1. b) Después de que ellos habían progresado un poco en su entrenamiento con el Señor, Pedro y José aprendieron sabiduría y prudencia a través de ser audaces en el Señor y con el Señor.

Veamos a Pedro en esta segunda fase de su vida temperamental:

            Hechos 1:15-26 Aquí, Pedro es visto teniendo testimonio de la gran empresa que el Señor quería hacer.

            Hechos 2:14 Pedro es visto cumpliendo los propósitos del Señor a través de la habilidad del Señor.

            Hechos 3:1-12 muestra a Pedro demostrando el poder de Dios y después explicando a la gente que este poder de sanar viene de Dios a través de Su Hijo Jesucristo. Hechos 3:12-13 "Y viendo esto, Pedro respondió al pueblo: Varones Israelitas ¿por qué os maravilláis de esto? o ¿por qué ponéis los ojos en nosotros, como si con nuestra virtud o piedad hubiésemos hecho andar a éste? El Dios de Abraham, y de Isaac, y de Jacob, el Dios de nuestros padres ha glorificado a Su Hijo Jesús."

            En Hechos 3 y 4, pero particularmente en Hechos 4:1-13 vemos a Pedro delante de los líderes de Israel. Algunas veces puede venir una experiencia penosa, dolorosa y difícil en el Señor, semejante a los azotes que sufrieron Pedro y el otro hermano por hablar audaz y temerariamente la Palabra de Dios a los líderes de Israel (Hechos 5:17-42). Sin embargo, la Gracia de Dios es suficiente para nosotros (II Corintios 9:8 y 12:9).

            Hechos 10:40-47 Pedro es visto ir audazmente a los gentiles después de tener la visión de parte de Dios.

Ahora veamos a José

            En la segunda fase o periodo de entrenamiento de José, tuvo lugar, primeramente durante el periodo en que José estuvo trabajando para Potifar, y después en la prisión de Egipto.

            La gracia de Dios fue sobre José durante este tiempo para hacerlo prosperar (Génesis 39:2-9). Él estuvo aprendiendo a recibir la habilidad de Dios por fe, a fin de cumplir aquello que Dios le había llamado a hacer (Romanos 5:1-2). Al mismo tiempo, José estaba recordando la lección que él había aprendido respecto al uso de prudencia en su trato con la gente.

            En el episodio con la esposa de Potifar, José estuvo aprendiendo a contender contra la adversidad. Él estuvo aprendiendo a no permitir que las condiciones adversas robasen su confianza en Dios. Las circunstancias difíciles crecieron cuando él fue puesto en prisión; pero el Señor estaba enseñando Su fidelidad a José. En la prisión, el Señor nuevamente le demostró a José que la Gracia era suficiente y José pudo hacer todas las cosas que el Señor le había llamado a hacer (Génesis 39:21-23). Génesis 39:23 "No veía el principal de la cárcel cosa alguna que en su mano estaba; porque Jehová era con él y lo que él hacía, Jehová lo prosperaba."

            Este fue un tiempo para despojar a José de la confianza propia que aún tenía y fue un tiempo propicio para enseñarle a tener una total dependencia de Dios y de Su habilidad. José aprendió muy bien esta lección. Cuando el tiempo vino y José estuvo delante de Faraón y fue cuestionado respecto a su habilidad para interpretar los sueños, la respuesta de José fue concisa y sin orgullo ni confianza propia. (Génesis 41:16) "Y respondió José a Faraón, diciendo: NO ESTÁ EN MÍ; Dios será el que responda paz a Faraón."  Mientras que José estuvo en la cárcel, él estuvo aprendiendo a no depender de los hombres. Un ejemplo de esta experiencia la tuvo José con el copero y el panadero de Faraón. José interpretó los sueños del copero y del panadero y José dijo al copero que cuando viese el cumplimiento de su sueño recordara a José delante de Faraón a fin de liberarle porque José nada había hecho para que lo hubiesen puesto en el calabozo (Génesis 40:14-15). Pero cuando el copero fue restaurado en su posición en casa de faraón, el copero se olvidó de José, hasta que se cumplió el tiempo de Dios para que el copero se acordara de José.

            El rechazo fue la principal  arma usada por el enemigo en contra de José, cuando él estuvo siendo usado por Dios en ser audaz. Primero, sus hermanos lo rechazaron; después, Potifar lo rechazó; el copero se olvidó de él; pero a través de todo esto, Dios estuvo dandole la victoria sobre el rechazo con AMOR EN ACCIÓN.

  1. c) Por último, en la tercer fase, vemos a Pedro y a José hacia el fin de su ministerio y entrenamiento del Señor.

Veamos a Pedro:

            II Pedro 1:1-11 Fue un Pedro diferente quien escribió las dos epístolas audaces conocidas como Primera y Segunda epístolas universales del apóstol Pedro. Él escribió estas dos epístolas con un propósito y con entendimiento y sabiduría, siendo dirigido por el Espíritu Santo y estando en la voluntad del Señor Jesucristo. Los primeros once versículos de Segunda de Pedro son una presentación del Evangelio de Jesucristo. En el primer versículo, Pedro está aconsejando a los santos acerca de su justificación delante de los ojos de Dios por la sangre de Cristo. En los versículos 2-10, Pedro está explicando a los creyentes cómo caminar diariamente en santificación. Después, en el versículo 11, Pedro está mostrandoles que ellos deben mirar hacia adelante a su eterna glorificación. El propósito del apóstol Pedro de escribir está explicado en los versículos 12-15. (II Pedro 1:12-15) "Por esto, yo no dejaré de amonestaros siempre de estas cosas, aunque vosotros las sepáis, y estéis confirmados en la verdad presente. Porque tengo por justo, en tanto que estoy en este tabernáculo, de incitaros con amonestación; sabiendo que brevemente tengo de dejar mi tabernáculo, como nuestro Señor Jesucristo me ha declarado. También yo procuraré con diligencia, que después de mi fallecimiento, vosotros podáis siempre tener memoria de estas cosas."

            Pedro aprendió muy bien sus lecciones. Ya no confió por mucho tiempo en su propia habilidad o sabiduría natural para cumplir los propósitos del Señor en su vida porque él tenía un gran interés por la habilidad de Dios, la cual es dada a través de la Gracia.  I Pedro 5:12 "...os he escrito brevemente, amonestandoos, y testificando que ésta es la verdadera gracia de Dios, en la cual estáis."

Ahora consideremos a José el Soñador:

            Dios había estado preparando a José para estar, un día, delante de faraón; y José, en semejanza de un león, audazmente dijo a faraón: el Señor dará una respuesta a faraón acerca de su sueño.

            José estaba determinado a no pasar por alto ninguna cosa que Dios tenía para él. En estos momentos de su vida, José reconoció que vivir para el Señor era un crecimiento continuo en una experiencia excitante. A través de experiencias previas, él había acabado; José había aprendido a ser audaz y temerario en el Señor y con el Señor, usando prudencia y sabiduría. Dios había revelado Su voluntad a José respecto a Egipto, y José fue determinante para entrar con temeridad y audacia en la obra, gracias a la habilidad de Dios.

            Amor en acción es lo que sana este temperamento. Amor maduro con audacia y prudencia es lo que complementa al temperamento extrovertido para el servicio en el Señor.

            Odio en acción es lo que pervierte este temperamento. Absalón, el hijo del rey David, puede ser usado como un ejemplo de una persona que usó odio y malas intenciones en su personalidad extrovertida en sus relaciones con el resto del pueblo de Israel.

            En  II Samuel 13:1-29, Absalón asesinó con odio a Amnón,  a causa de la deshonra sufrida por Tamar, hermana de Absalón. De este modo, puso odio en su corazón y pervirtió su alma. Expresión es la palabra clave aquí. Satanás está buscando un medio o canal de expresión y él desea controlar y poseer a la gente en tal forma que él pueda expresarse a sí mismo a través de las personas. Si una persona permite al enemigo la libertad de expresión a través de un temperamento extrovertido, la personalidad pervertida de Satanás será expresada a través de esa persona.

            En  II Samuel 15:1-12, Absalón. con malas intenciones, robó el corazón de los hombres de Israel, con su personalidad extrovertida y encantadora.

            II Samuel 16 y 17, Absalón trató de asesinar a su padre David, para así poder tomar el reino de Israel.

            En II Samuel 18, Absalón perdió su vida en la batalla. Si un Cristiano actúa audazmente, fuera de este temperamento, con odio y malas intenciones, él experimentará una muerte espiritual al perder la espiritualidad de su alma y al perder también su diaria comunión con Dios. (Judas 21) "Conservaos en el Amor de Dios."

TEMPERAMENTO ORIENTADO A METAS

Orientado a Proyectos: "Mira hacia adelante"

Josué y Caleb

            Como lo describe la Biblia, yo pienso que es fácil ver desde sus acciones que Josué puede ser usado como un ejemplo de una persona que persigue una meta. El objetivo de Josué era conocer al Dios de sus padres y Josué , en la posición en que estaba, iba a lograr su meta por seguir a Moisés (figura de Cristo).

            Proponernos seguir y alcanzar a Dios debe ser la principal meta de todo cristiano. Hay otras metas que son pequeñas y que deben cumplirse en el proceso de seguir y alcanzar a Dios. Sin embargo, nosotros debemos ser semejantes a Josué en mantener nuestros corazones en una determinación: primero conocer a Dios y segundo hacer su voluntad a través del Señor Jesucristo.

            Pablo nos da un buen ejemplo de su objetivo en Filipenses 3:10 y 14 "A fin de conocerle...prosigo al blanco, al premio de la soberana vocación de Dios en Cristo Jesús". Hay muchas cosas que pueden decirse acerca de qué es el premio de la soberana vocación de Dios en Cristo Jesús, pero hay una cosa que es segura, la meta de Pablo era alcanzar ese premio.

            Todas las metas son buenas, siempre y cuando ellas sean de parte de Dios. Los cristianos necesitan estar bien informados de qué es lo que el Señor cumplir esencialmente en sus vidas. Pero al mismo tiempo, ellos deben procurar diligentemente que el Señor se anteponga a ellos cada día. Porque cada meta que el Señor da está trabajando hacia la meta fundamental de sus vidas.

            Si los cristianos son fieles en permanecer motivados (palabra clave) y trabajan por alcanzar las metas diarias que el Señor les antepone cada día, ellos encontrarán que, ser fiel al Señor en sus demandas para sus vidas, sanará y traerá madurez para sus almas en esta área del ser orientada a metas. Proverbios 13:12 "La esperanza que se prolonga, es tormento del corazón: mas árbol de vida es el deseo cumplido."

            Colosenses 3:17 y 23-24 establece que cualquier cosa que una persona esté haciendo, en su trabajo, en sus relaciones personales u obligaciones, y cualquier cosa que esté puesta delante de ellos, debe ser su meta por lograr con ánimo como para el Señor. Entonces ellos pueden contar con la cosecha de los beneficios de Colosenses 3:24 "Sabiendo que del Señor recibiréis la compensación de la herencia, porque al Señor Cristo servís". Parte de la recompensa de esta herencia es la sanidad y madurez del alma en el aspecto temperamental orientado a metas, por la SATISFACCIÓN DE LA META LOGRADA.

            Una persona pudiera decir ¿cómo puedo hacerlo? yo nunca he sido capaz de alcanzar muchas de mis metas anteriores. Bueno, siempre debe recordarse que la habilidad para alcanzar los propósitos o metas del Señor viene de Dios, por Gracia, a través de la fe (Romanos 5:1-2). Debemos dejar al Señor poner sus metas para cada uno de nosotros y Él nunca nos dará más de lo que somos capaces de hacer en ningún tiempo dado. Él siempre nos dará la habilidad para cumplir aquello que Él nos ha llamado a hacer (Filipenses 4:13; II Corintios 12:9 y 9:8). Generalmente, el señor empezará con metas que no son muy apremiantes. Él dará metas semejantes a estas: mantener un estudio diario de la Biblia; ser mejores en nuestras relaciones con los demás; e ir todos los días a trabajar. Los Cristianos que sean fieles a estas metas diarias, verán la fidelidad de Dios en sus vidas. A medida que ellos han tenido buen éxito en estas metas de exigencia mínima, ellos tendrán más confianza en la gracia de Dios, cuando metas más difíciles sean puestas delante de ellos (Mateo 25:223).

            El premio por ser diligente es un don de Dios (Colosenses 3:23-24). Proverbios 6:10-11 "Un poco de sueño, un poco de dormitar, y cruzar por un poco las manos para reposo; así vendrá tu necesidad como caminante y tu pobreza como hombre de escudo". Este principio de pobreza por causa de la pereza puede además incluir la pobreza del alma y en las correctas relaciones, tanto como la pobreza en la finanzas.

            Tal y como fue dicho al principio, Dios tiene un justo equilibrio en todo esto. En ocasiones, el Señor probará en sus metas a los Cristianos que son diligentes, para madurarlos y traerlos a una relación muy cerca de Él. José es un excelente ejemplo de esto. José fue un hombre fiel en hacer cada día lo que el Señor requería de él. Al principio, no parecía que José estuviese cosechando ninguna bendición del Señor (Salmo 105:17-19). Sin embargo,  José estuvo aprendiendo cómo ser un siervo sumiso, a través de las experiencias que él estaba teniendo en la casa de Potifar, y después, al estar bajo la influencia del trabajo del carcelero. Dios lo estaba preparando para ser capaz de satisfacer las necesidades de su familia y cumplir los propósitos de Dios de proteger la genealogía de Cristo. Aún cuando José era un esclavo en Egipto, Dios estaba con él y lo prosperó en todo lo que hizo. Un principio que es indudable aquí es que Dios siempre suplirá todas las necesidades de un Cristiano fiel y diligente; particularmente, cuando él o ella están caminando a través de un proceso de entrenamiento. José vio el cumplimiento de la visión que el Señor le dio (Génesis 42:6-9); de igual manera, el Cristiano perseverante mirará el cumplimiento de los propósitos de Dios en su vida.

            A través de las características del temperamento orientado a metas, José fue capaz de explicar su objetivo a los egipcios y los dirigió hasta que su objetivo fue cumplido. Sin embargo, para muchos Cristianos hay un problema en esto. Dios les da una revelación de su meta de largo alcance para sus vidas, pero a causa de que la meta aparenta estar muy lejos e inalcanzable, muchos Cristianos se desaniman y no perseveran. Aquí, la cosa correcta que se debe hacer es lo que José hizo; diligentemente, José ejecutó lo que Dios puso delante de él cada día y no tomó cuidado de lo que sucedería al día siguiente (Mateo 6:34). Sin embargo, José nunca perdió de vista su meta a largo plazo, la cual era el cumplimiento de los dos sueños que el Señor le dio y que están registrados en Génesis 37. A través de metas a corto plazo, el Señor construirá el carácter necesario en los Cristianos, a fin de alcanzar Su propósito último para ellos en sus vidas. Habacuc 2:2-3 es una palabra de ánimo para el pueblo de Dios para no perder la visión de los objetivos de Dios de largo alcance, y al mismo tiempo los de corto alcance (Isaías 28:9-10); esta palabra de ánimo inspira a los Cristianos a hacer completamente el trabajo que está puesto delante de ellos cada día. De este modo Habacuc escribió: "Y Jehová me respondió y dijo: escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que leyere en ella. Aunque la visión tardará aún por tiempo, mas al fin hablará, y no mentirá: aunque se tardare, esperalo que sin  duda vendrá: no tardará." (Habacuc 2:2-3).

            Entonces, hay algunos Cristianos que se han fijado muchas metas para ellos mismos; sin embargo, no son necesariamente las metas que Dios tiene para ellos. Las aspiraciones son buenas siempre y cuando sean dirigidas de parte de Dios; pero nada es más frustrante que luchar y esforzarse en lograr una meta sin la gracia de Dios. La estrategia del enemigo es contra de este temperamento es establecer metas incorrectas. En Ezequiel 38 y 39 son descritas las naciones de Gog y Magog, las cuales son ejemplos prácticos de lo que está hablando, pues estas naciones tiene metas incorrectas. Su meta es venir contra la nación de Israel. La debilidad de este temperamento es no conocer cómo ser dirigido por el Espíritu Santo. Así, lo que el Señor debe enseñar a estos cristianos es a que aprendan a reposar en Él. de esta manera, ellos vendrán en oración delante del Señor y estarán atentos a Él y así el Señor les dirá los propósitos de Él para ellos. A causa de aspiraciones mal intencionadas, muchas veces el Cristiano estará edificando una obra de heno, hojarasca y madera. Esta será una obra que nunca estuvo en la voluntad de Dios y que fue edificada en esfuerza propio. Y, por consecuencia, no pasará la prueba de fuego para ser refinada, porque será consumida por las flamas (I Corintios 3:12-13). El Salmista decía: "Escucharé lo que hablará el Dios Jehová: porque hablará paz a su pueblo y a sus santos, para que no se conviertan a la locura." (Salmo 85:8). No les dejemos regresar otra vez a la locura de sus propios caminos; sin embargo, dejemos al Señor que les instruya en Su plan para las vidas de ellos.

            Ahora bien, Isaías 28:9-10 puede servir para mostrar una doble obligación. Debemos recibir del Señor mandamiento tras mandamiento, mandato tras mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea, un poquito allí, otro poquito allá. Este aprendizaje es diario, para oír la voz de Dios y recibir instrucciones de Él. Así se aprende reposo en las metas de Dios, tanto las de corto como las de largo plazo. (Hebreos 4:9-10) "Por tanto queda un reposo para el pueblo de Dios. Porque el que ha entrado en su reposo, también él ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas". Esto le da a Dios la oportunidad de probar la gloria y validez de Su Palabra hablada (Rema) y de Su Palabra escrita (Logos). En su Palabra, Dios ha dado la promesa de que Él dirigirá a Su pueblo (Proverbios 3:5-6). Estos mandamientos no pretenden distraer a los Cristianos de tener aspiraciones y metas, sino que tienen la intención de animar a los Cristianos a tener sus metas en el Señor. Efesios 3:20 "Y a Aquel que es poderoso para hacer las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos por la potencia que obra en nosotros."

EJEMPLOS EN LAS ESCRITURAS DE JOSUÉ Y CALEB PERSIGUIENDO UNA META

            Éxodo 24:13 Cuando Moisés fue llamado a subir al Monte Sinaí, Josué fue el único a quien se le permitió ir al monte con Moisés. Y parece que Josué permaneció en el monte los cuarenta días con Moisés. Josué mantuvo la determinación de conocer a Dios y de hacer Su voluntad.

            Éxodo 33:11 Cuando Moisés movió el tabernáculo fuera del campamento, Josué perseveró en el Señor al ir con el tabernáculo. Cuando el pilar de la nube descendió y estuvo en la puerta del tabernáculo, Josué estuvo experimentando en su interior la presencia de Dios.

            Josué 1:1-18 Josué determinó poseer la tierra prometida y dividir la herencia entre las doce tribus.

            Números 13:30 Caleb animó al pueblo para ir y poseer la tierra de la promesa. "Subamos luego, y poseamosla; que más podremos que ella."

            Josué 14:6-13 Aquí vemos a Caleb demandando en heredad la montaña que Moisés le dio cuarenta años atrás.

            Josué 24:15 El objetivo de Josué, a su anciana edad, aún era servir a su Dios: "que yo y mi casa serviremos a Jehová."

            El Señor ha dado estos ejemplos en las Escrituras para animar, fortalecer y preparar a Su pueblo para la batalla. Estos ejemplos están ahí para mostrar cuáles serán los resultados si seguimos completamente al Señor (Romanos 15:4).

TEMPERAMENTO INTROVERTIDO

Persona Orientada hacia su Interior: "Mira hacia dentro de Sí"

Ejemplos: Pedro y Pablo

            Muchos Cristianos necesitan sanidad en el área de la visión introvertida. Ellos miran dentro de sí mismos y ven un ambiente interno de pesadumbre que les disgusta. Ellos viven desanimados y deprimidos pues no quieren sentir esta pesadumbre interna ya que aman al Señor Jesús. Esta circunstancia la aprovecha el enemigo quien viene y les ministra condenación, acusandoles, y les trae desesperación rompiendo la esperanza que hay en ellos. Esto provoca un círculo vicioso y muchos cristianos lo encuentran duro de romper. Ahora bien, hay muchas cosas que no son santas en el alma del Cristiano; sin embargo, hay buenas noticias para los Cristianos: el Señor nos ama a pesar de todo. Los Cristianos somos aceptos en Él y por Él (Efesios 1:6 y Colosenses 1:13). En Romanos 5:10, el apóstol Pablo dice que siendo enemigos de Dios, Él nos salvó por la muerte de Su Hijo. Cuando Cristo murió, Él sabía que el hombre no era perfecto y, sin embargo, murió por toda la humanidad; y hoy, Cristo sabe que los Cristianos no somos perfectos; sin embargo, Él todavía nos ama de igual manera.

            Ahora veamos la batalla que está tomando lugar en el alma del Cristiano cada día. Génesis 2:17 Dios dio a Adán y a Eva un mandamiento de no comer del árbol que estaba en medio del huerto de Edén. Porque una vez comiendo, ellos descubrirían el conocimiento del bien y del mal. Génesis 3 muestra muy claramente el hecho de que Adán y Eva desobedecieron a Dios y comieron el fruto de aquel árbol. Hubo algo que sucedió en el alma de Adán y en el alma de Eva cuando ellos desobedecieron el mandamiento de Dios. Génesis 2:25 dice que Adán y Eva estaban desnudos y no se avergonzaban. Antes de pecar, ellos no conocían ni entendían la maldad. Ellos no tenían comprensión para entender qué significaba tener vergüenza; en su naturaleza inocente no estaba el sentir vergüenza. Ellos no conocían qué era la maldad. Sin embargo, después de que ellos desobedecieron, ellos recibieron maldición al comprender el mal y en ese mismo momento nació en el alma de ellos la naturaleza que desea pecar (Génesis 3:1-15). En Romanos 7, Pablo escribe acerca de esta naturaleza que tiene un intenso deseo de hacer todo lo contrario a los principios santos y justos de Dios. Esta naturaleza de pecado estará en los Cristianos todo el tiempo que ellos vivan en esta tierra.

            Hay una batalla furiosa tomando lugar en el alma de cada Cristiano que desea servir al Señor. Génesis 3:15: "Y enemistad pondré entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya..."

            Toda persona debe plantearse esta pregunta: ¿Cuál es la simiente de Satanás, dado que él no tiene un cuerpo físico y no puede tener descendientes físicos? A causa de la desobediencia de Adán y Eva, fue permitido a Satanás insertar en el alma de ellos (en una forma parasitaria) la naturaleza satánica que está inclinada a pecar por completo siempre. Y a través de la ley de propagación de Dios (cada especie engendrará su propia especie) la naturaleza de pecado ha sido puesta en todas las generaciones de padres a hijos. Pablo tenía que someter esta naturaleza y todo Cristiano debe someterla también. Romanos 7:20-21 "Y si hago lo que no quiero, ya no lo obro yo, sino el pecado que mora en mí. Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: Que el mal está en mí." La simiente satánica es la naturaleza que ha pasado de padres a hijos a través de todas la generaciones y la simiente de la mujer es Cristo, cuya naturaleza hemos recibido todos los Cristianos en nuestra alma; Esto sucedió cuando aceptamos a Jesús como nuestro Salvador y nacimos de nuevo. I Pedro 1:23 "Siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios, que vive y permanece para siempre." La lucha que tiene lugar en el alma de cada Cristiano es para tomar dominio a través de la expresión. Cuál naturaleza va a tomar dominio y va a gobernar sobre el alma con libertad para expresarse a sí misma en el mundo. La estrategia del enemigo contra el temperamento introvertido es establecerse en el corazón de la gente introvertida y destruir sus vidas gobernandolas a través de la naturaleza de pecado.

            La batalla es muy fuerte y muy molesta, pero el Cristiano ya la ha ganado. Romanos 5:1-2 dice "Justificados por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo; por el cual también tenemos entrada por la Fe a esta gracia, en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios." Toda la habilidad de Dios está disponible para el Cristiano a través del Señor Jesucristo por gracia por medio de la fe (II Corintios 9:8). Jesús venció al diablo en el Calvario. Ahora, Cristo quiere demostrar esta victoria al mundo, venciendo al enemigo en ti y a través de ti. En realidad, Pablo era honesto al decir: "vivo no ya yo, mas Cristo vive en mí..." (Gálatas 2:20). Hoy, los Cristianos pueden vivir de la misma manera en control de sus vidas con Cristo. En Romanos 7, Pablo habla del problema de la naturaleza de pecado. Finalmente, en los últimos dos versículos del capítulo 7, Pablo empieza a revelar el dominio de los Cristianos sobre esta naturaleza de pecado a través de Jesucristo. Romanos 8:1-4 explica que Cristo vive en los Cristianos y que Jesús les ha dado dominio sobre la naturaleza de pecado a través de la Ley del Espíritu de Vida en Cristo Jesús. Lo que el diablo hizo a la humanidad con su naturaleza de maldad, Jesús lo ha superado demasiado con Su naturaleza santa por la fe a través de la gracia (Romanos 5:17).

            Percepción penetrativa y profunda, y exactitud de conocimiento son los principios de sanidad para el temperamento introvertido. Tener completo conocimiento de la batalla y percibir de dónde están viniendo las acusaciones, da al Cristiano la información necesaria para estar en paz en su alma durante la batalla. Filemón 6 Cuando los Cristianos empiezan a tomar en cuenta cada cosa buena que está en ellos en Cristo Jesús, ellos pueden decir con Pablo: "Ahora pues, NINGUNA CONDENACIÓN hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, mas conforme al espíritu." (Romanos 8:1).

            El pueblo de Dios necesita ver al Poderoso Gigante que está dentro de ellos (I Juan 4:4). Los Cristianos pueden mirar internamente y, a través de los ojos de la fe, pueden ver todas las provisiones maravillosas de justicia que están dentro de ellos en Cristo Jesús. Ellos son justicia de Dios en Cristo (II Corintios 5:21) . Si el pueblo de Dios tratara de vivir su vida prudentemente y con pureza delante del Señor, por medio de la gracia a través de la fe y de acuerdo a la verdad y con conocimiento preciso, el Señor tomaría cuidado de los problemas de Su pueblo y también respecto de los enemigos del pueblo de Dios. El pueblo de Israel es un excelente ejemplo de esto. Todo el tiempo que la nación de Israel tuvo su mente y su atención en Dios, los enemigos no fueron un problema para Israel. A pesar de que ellos tenían que hacer la guerra, su Dios era más que poderoso para librarlos de sus enemigos. El Dios de Israel era el único poderoso gigante (II Crónicas 20:1-30). Sin embargo, también se cumplió lo opuesto a esta verdad, cuando Israel se preocupo con muchos pensamientos de sus enemigos. Los Cristianos no necesitan estar preocupados respecto de qué cosa está mal en ellos; ellos necesitan centrar su atención en el Señor y dejarle a Él ser el único gran poderoso gigante en sus vidas.

            Colosenses 1:27 "A los cuales quiso Dios hacer notorias las riquezas de la gloria de esta misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros la esperanza de Gloria." Precisión y exactitud de conocimiento y percepción penetrativa y profunda es la liberación para el aspecto introvertido del alma del Cristiano. Percibir la verdad y vivir nuestras vidas de acuerdo al conocimiento verdadero es lo que nos hará libres de las acusaciones y condenación del enemigo (Juan 8:31-32). Conocer la verdad permite a los Cristianos mirar internamente y verse a sí mismos como Dios los ve, semejantes a contenedores completos de todas las cualidades maravillosas de la naturaleza de Cristo (Colosenses 2:9).

            Muchas veces, en el propio corazón de la persona puede estar su enemigo; especialmente cuando ellos no tienen la verdad y carecen de un conocimiento preciso y exacto respecto de Jesucristo y de la relación correcta con Él. I Juan 3:19-21 "Y en esto conocemos que somos de la verdad, y tenemos nuestros corazones certificados delante de Él. Porque si nuestro corazón nos reprendiere, mayor es Dios que nuestro corazón, y conoce todas las cosas. Carísimos, si nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en Dios." Dios ve perder una batalla de manera distinta de como Él ve el pecado deliberado. Un Cristiano perderá una batalla contra su propia carne o contra su propio enemigo; así, el Cristiano será condenado por su propio corazón. Entonces, los Cristianos, en estas condiciones, sienten que el Señor está enojado con ellos respecto a lo que ha sucedido y que les ha abandonado. Pero Dios es más grande que nuestro corazón y Él conoce todas los cosas. Dios sabe cuándo los Cristianos están pecando deliberadamente o cuando ellos han tenido solamente un retroceso a causa de perder una batalla. Dios comprende que el conflicto de los Cristianos es cada día, y se da cuenta que somos carne y sangre sujetos a debilidades. Los Cristianos no debieran dejar a su corazón que les condene. Simplemente, ellos deben clamar al Señor para que les perdone por haber perdido una batalla, y ellos deben determinar en su corazón buscar en Dios por la fuerza y capacidad para vencer en su próxima contienda; "Carísimos, si nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en Dios." (I Juan 3:21). Dios no va a abandonar a los Cristianos cuando ellos están en la mitad de las pruebas en una fuerte disciplina. "...No te desampararé ni te dejaré." (Hebreos 13:5).

            Otra forma en la naturaleza de pecado que tratará de condenar al Cristiano es a través de sus propios motivos percibidos. Aquí está un ejemplo de cómo opera esto. Un Cristiano recibe un llamamiento del Señor para algún tipo de servicio. La siguiente cosa que sucede es que él empieza a pensar acerca de qué es lo que hay en ese llamamiento para el Cristiano mismo o cómo va a ser glorificado el Cristiano con aquel llamamiento. Si este Cristiano ama sinceramente al Señor, el hermano empezará a sentir que sus propios motivos no son rectos y recibirá condenación a causa de ello. Recordemos Romanos 7:21; Pablo decía que cuando él actuaba, el bien y el mal estaban presentes en él. Muchas veces, la naturaleza equivocada querrá motivar a los Cristianos en sus diario caminar en las cosas del Señor. Pero los Cristianos no tiene que ser parte de la naturaleza de error ni deben ser influenciados de ninguna manera por dicha naturaleza. Además, no hay condenación que pueda cargarse a los cristianos por causa de ello. Romanos 8:1 "Ahora pues, ninguna condenación hay para los que estén en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, mas conforme al espíritu." Los Cristianos pueden rehusar tener estos motivos incorrectos. El Todopoderoso está en ellos a través de la presencia del Señor Jesucristo y Él es capaz de desarrollar en ellos los motivos correctos al aprender los Cristianos en sus propias experiencias con Cristo. ¡Oh señor! Crea en mí un corazón limpio y seré tu siervo -para hacer tu voluntad--conforme a tu propósito- con tus motivos. Cristo es capaz de hacer esto por Su Gracia (Romanos 5:1-2). Al mismo tiempo, los Cristianos estarán aprendiendo a no ser condenados por su propia naturaleza de pecado, por causa de su confianza total en sus propias relaciones con el Señor.

            Santiago 1:14-16 describe cómo Dios ve lo que está tomando lugar en el corazón, mente y motivos del Cristiano. A través del entendimiento de estos versículos, los hijos de Dios pueden ser liberados de la condenación de la ignorancia, por la precisión y exactitud del conocimiento. Santiago 1:14-16 "Sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y cebado. Y la concupiscencia, después que ha concebido, pare el pecado: y el pecado, siendo cumplido, engendra muerte." La humanidad caída siempre será ahogada por su naturaleza de pecado; pero esto no significa que los Cristianos deban someterse bajo la influencia de la naturaleza caída. Contrariamente a lo que la naturaleza de pecado les haría creer, los Cristianos tienen completo control y dominio sobre ella, a través de la naturaleza del Señor Jesucristo a quien los Cristianos recibieron cuando ellos nacieron de nuevo. Romanos 8:2  "Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte." Es por gracia, por medio de la fe, que los Cristianos pueden someterse a sí mismos a la justicia de la naturaleza de Cristo a través de la Ley del Espíritu de Vida en Cristo Jesús. Cuando el Cristiano está asfixiado y tentado, él puede detener inmediatamente el proceso de la ley del pecado y de la muerte, por un acto de su propia voluntad. Si en el momento de ser asfixiado por la tentación, un Cristiano rehusa tener cualquier relación con los frutos de la injusticia, él no será el autor de los deseos pecaminosos; además, él no es responsable ni tuvo responsabilidad para Dios. En Romanos 7:17, Pablo dice que si él tuvo un deseo de pecar, esto no fue en él sino el pecado que moraba en él. Dios conoce y entiende la extensión de las batallas en el interior del Cristiano cada día. Todo el tiempo que un Cristiano no viva sobre el pensamiento pecaminoso y conciba pecado no es pecado deliberado. Esto es similar a una mujer teniendo un bebé. Primero hay concepción y entonces viene un periodo de incubación donde la mujer cuida al niño en su vientre hasta que llega el momento de dar a luz el fruto de ella, en su tiempo. El paso final, en este proceso, es cuando la mujer da a luz un hijo en este mundo. de manera semejante, el pecado, cuando es concebido y cuidado, en su tiempo dará a luz un fruto de maldad. En este caso, cuando el periodo de incubación, que está por encima del niño que es nacido, es muerte a través de la ley del pecado y de la muerte. Una reflexión que nosotros debemos guardar en nuestra mente es que esta muerte no está hablando acerca de la justificación eterna del Cristiano. Esta muerte está hablando respecto al rompimiento de la comunión con Dios en la santificación diaria del Cristiano, y en su incapacidad para recibir cada día la justicia y las bendiciones impartidas por Dios.

EJEMPLOS ESCRITURALES DEL TEMPERAMENTO INTROVERTIDO

Ahora veamos a Pedro y a Pablo como ejemplos de este temperamento.

1.- Veamos en primer lugar a Pablo. Filemón 1.  Pablo fue un Cristiano maduro que fue usado por el Señor en muchas y diferentes maneras. En el libro de Filemón, Dios está usando a Pablo para ayudar a Filemón a olvidar el haber sido ofendido y enojado por Onésimo. Onésimo era uno de los esclavos de Filemón y Onésimo había huído de su amo. Parece ser que Onésimo había tomado para sí algo de la propiedad de Filemón cuando le dejó (Filemón 18). Pablo estaba regresando a Onésimo a casa de Filemón. Onésimo se había convertido en un Cristiano, después de haber huído. Como buen perito arquitecto, Pablo comprendió a Filemón y sabía que en esa circunstancia se necesitaba una consideración introvertida. En Filemón 5-6, Pablo recuerda a Filemón de toda obra buena que era en Filemón en Cristo Jesús y cómo Filemón podía responder a esta situación por la gracia del Señor. Pablo hizo esto para que consecuentemente Filemón pudiera tener conocimiento exacto y preciso de las cosas y ser capaz de entender completamente lo que estaba sucediendo dentro de su alma. Filemón podía haber estado enojado en silencio respecto a Onésimo y Pablo quería que Filemón respondiese en la naturaleza correcta y justa. La debilidad del temperamento introvertido es una tendencia a ser un recluso por no mantener relaciones con otra gente en la iglesia. En este caso, la madurez de este temperamento fue a través del aspecto del ministerio temperamental que vino a ser una amistad en un nivel noble e igual de relación. Pablo sabía que ambas partes envueltas en esta disputa necesitaban este tipo de amistad para sanar la situación y estimularse a un desarrollo más profundo de madurez.

            2.- Ahora consideremos a Pedro.- Hechos 8:18-24. A medida que un cristiano madura en el entendimiento de estos cuatro temperamentos, el Señor empezará a darle revelación respecto a qué está sucediendo en el alma de otros. Pedro demuestra esto en su encuentro con Simón, en Samaria. En Hechos 8:18-24, Pedro confronta a Simón por causa de sus motivos equivocados de querer comprar la habilidad de impartir a otros el Don del Espíritu santo por la imposición de las manos. Al principio, da la apariencia de que este discernimiento no tomaría mucha sensitividad de parte de Pedro; pero hay más aquí que puede ser entendido que lo apreciado con una primera mirada. Esto puede ser percibido desde los versículos 22 y 23. Simón estaba completamente abandonado hacia motivos incorrectos. Pedro reconoció esto y con dirección del Espíritu Santo reprendió a Simón. Sin embargo, esto no siempre es verdad para todas las personas. Muchas veces, los Cristianos actúan en lo que parece ser una cosa incorrecta, pero el corazón y los motivos de ellos no son inéticos (o sin ética) como sus acciones parecen indicar. Ellos están actuando justo como ellos han visto hacer las cosas a sus líderes. (Ejemplo de ello puede ser demasiada presión siendo aplicada en las reuniones de la iglesia por ofrendas). Esto es lo que ellos han sido enseñados a hacer y ellos están funcionado sin la precisión y exactitud de conocimiento.

            Un pensamiento para ser considerado es cuando un Cristiano percibe cosas equivocadas de otra gente; él no debe confrontar a la gente indiscriminadamente con acusaciones, sino que debe esperar en el Señor para recibir consejo y dirección. En relaciones con otros Cristianos, el creyente necesita no intervenir en los problemas de ellos, pero siempre debe tratar de encausarlos con todo lo bueno que está en ellos en Cristo Jesús. Probablemente hubo muchas veces en que Pedro no dijo nada a otros Simones que él encontró, cuyos corazones Pedro discernía eran puros. Hay maneras de ministrar a estos individuos para ayudarles a entender con precisión y exactitud de conocimiento. Romanos 8:14 "Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, los tales son hijos (maduros) de Dios." Tengamos siempre nuestros ojos en Jesús, de quien nosotros esperamos instrucciones. De esta manera, el Señor puede dar conocimiento de la gloria de Su vida a su pueblo. Además, el Cristiano puede ser vencido por la revelación de los problemas de otra gente. Ellos pueden adquirir desánimo, especialmente si después de cierto tiempo ellos no ven progreso alguno en las vidas de otras personas. Bien, la respuesta a esto es regocijo en la esperanza de la gloria de Dios y que está en tú vida (Romanos 5:1-5).

FILOSÓFICO Y SEPARADO

Orientado hacia una presencia: "Mira más allá"

Ejemplo: Pablo

            Pablo es un buen ejemplo de alguien que ha venido al conocimiento de que Dios es soberano en todo lo que Él hace. El Señor controla la creación y todo lo que hay en ella. Gracias a que Pablo entendió la soberanía de Dios, él fue capaz de ser filosófico y separado de las cosas que este mundo tenía para ofrecerle. El principio de sanidad para este temperamento es obediencia a la voluntad de Dios y ponerse bajo la cubierta de Dios.  Las  Escrituras señalan claramente que Pablo estuvo determinado a hacer la voluntad de Dios. Un ejemplo lo vemos en Hechos 26:19. Pablo explica al Rey Agripa que cuando el Señor comisionó a Pablo para ir a los gentiles, él no fue desobediente a la visión celestial.

            La debilidad de este temperamento es una necesidad de acción; por eso, la sanidad es traída a través de ser obediente a la voluntad del Padre. Cuando un creyente camina en fe en la voluntad revelada del Señor y toma acción en aquello que el Señor ha comunicado, el creyente suple su necesidad de acción. Cuando un Cristiano se vuelve filosófico y apartado de las presiones del mundo, hay la posibilidad de que él pueda convertirse en un complaciente y perezoso en el Reino de Dios. Por eso, los Cristianos filosóficos reciben de Dios el principio de sanidad de la obediencia a la voluntad de Dios a manera de equilibrio opuesto a la apatía. La segunda parte del principio de sanidad de parte de Dios para este temperamento es ponerse bajo la cubierta de Dios. El Cristiano que hace esto está siendo obediente a la voluntad de Dios. En Mateo 7:24, Jesús dice: "Cualquiera , pues que me oiga estas palabra, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la peña." En otras palabras, el Señor está hablando acerca de una persona que es obediente en hacer la voluntad de Dios. Después, en el versículo 25, el Señor establece los diferentes beneficios que el Cristiano recibe por ser obediente. Mateo 7:25 "Y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y combatieron aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la peña."

  1. a) "(Quien) edificó su casa sobre la peña." El fundamento (que es la roca) protege al Cristiano de las arenas movedizas de su propia vida por ser obediente a las palabras del Señor (Marcos 8:34-35).
  2. b) "Y descendió lluvia." Los Cristianos están protegidos de los de Dios que vienen del cielo, porque ellos fueron obedientes en poner por obra las palabras del Señor (I Corintios 11:31).
  3. c) "Y vinieron ríos." Esto representa el juicio de Dios sobre el mundo. El creyente obediente es protegido de este juicio. (I Corintios 11:32).
  4. d) "Y soplaron vientos, y combatieron aquella casa". Los cristianos son protegidos de los ataques satánicos en contra de ellos (Lucas 10:19-20).

Es interesante notar que Pablo experimentó todas estas cosas, de acuerdo a Hechos 27 y 28. Pablo experimentó las lluvias, las corrientes impetuosas de las aguas, los vientos y un ataque demoniaco a través de la picadura de una serpiente, y Dios había cubierto y protegido a Pablo de todo ello. En todas estas pruebas, Pablo estuvo filosóficamente separado y en reposo, pero agudamente consciente (Palabra Clave: Conciencia, estado consciente) de lo que el Padre le estaba hablando. Cuando el Señor le indicó tomar acción,, él se movió en el Espíritu de Dios. Un ejemplo de Pablo siendo obediente a la voluntad de Dios está registrado en Hechos 27:21-26, donde Pablo habla la palabra de ciencia que le fue dada por el Señor: "Entonces Pablo, habiendo ya mucho que no comíamos, puesto en pie en medio de ellos dijo: Fuera de cierto conveniente, oh varones haberme oído y no partir de Creta, y evitar este inconveniente daño. Mas ahora os amonesto que tengáis buen ánimo; porque ninguna pérdida habrá de vosotros, sino solamente la nave. Porque esta noche ha estado conmigo el Ángel de Dios del cual yo soy  y sirvo, diciendo: Pablo, no temas, es menester que seas presentado delante de César; y he aquí, yo te dado todos los que navegan contigo. Por tanto, oh varones tened buen ánimo; porque yo confío en Dios que será así como me ha dicho; si bien es menester que demos en una isla"

            Muchas veces, Pablo experimentó situaciones angustiantes, donde él tenía que ser filosófico y separado de las circunstancias en las cuales él se encontraba. Un ejemplo de esto está en Hechos 14:19-20; ahí, la Biblia registra a Pablo siendo apedreado. Por supuesto, este es un ejemplo extremo; sin embargo, cosas semejantes a ésta son las que el Cristiano necesita considerar cuando está aprendiendo a ser filosófico y separado. Sin embargo, recordemos que Dios liberó a Pablo de todas estas situaciones. La estrategia del enemigo en contra de este temperamento es un ataque demoniaco de desánimo y depresión. Si alguien tenía una razón para estar deprimido y desanimado era Pablo. Él sufrió muchas cosas por la gloria de dios. El diablo no respeta persona alguna; él atacará a cualquiera que él pueda con una porción de depresión. Estoy segura que, muchas veces, el enemigo atacó a Pablo con desánimo y depresión, respecto del ministerio del apóstol. Porque él siempre estaba siendo menospreciado como un apóstol por otros judíos Cristianos (I Corintios 9:1-3, Gálatas 2:4-9). Muy fácilmente, Pablo pudo haberse vuelto un apático y pudo haber desistido en hacer la voluntad del Señor. Sin embargo, el Señor Jesús siempre estuvo ahí, animando a Pablo para continuar la obra de Dios, para ser filosófico y apartado de estos tratos y pruebas. Pero además, el Señor animó a Pablo a permanecer agudamente cauto y consciente de lo que el Señor quería que Pablo hiciera en cada situación. La Biblia registra cómo Jesús fortaleció a Pablo cuando éste vino a Corinto. Pablo había estado en algunas situaciones malas en Listra (Hechos 14:19) y en Filipos de Macedonia (Hechos 16:20-24) y el necesitaba ser animado: Hechos 18:9-10 "Entonces el Señor dijo de noche en visión a Pablo: No temas, sino habla y no calles: Porque yo estoy contigo, y ninguno te podrá hacer mal; porque yo tengo mucho pueblo en esta ciudad." Pablo aprendió bien sus lecciones relacionadas con su ser filosófico y apartado. En Hechos 20:22-24, la Biblia registra una declaración profunda hecha por Pablo en relación a este aspecto de las características de su alma: "Y ahora, he aquí, ligado yo en espíritu, voy a Jerusalén, sin saber lo que allá me ha de acontecer. Mas que el Espíritu Santo por todas las ciudades me da testimonio, diciendo que prisiones y tribulaciones me esperan. MAS DE NINGUNA COSA HAGO CASO NI ESTIMO MI VIDA PRECIOSA PARA MI MISMO; solamente que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios."

            En Hechos 20:24, Pablo decía: "que acabe mi carrera con gozo." Gozo es otro aspecto del ser filosófico y separado. A medida que los Cristianos experimentan el entrenamiento de las pruebas y que ellos van de principio a fin con el Señor, ellos pueden caminar así con gozo en sus corazones. Todo esto tiene su lado positivo. En Hechos 20:24, Pablo dijo algo más muy importante de considerar: "...de ninguna cosa hago caso" (la versión de la Biblia inglesa King James dice: "ninguna de estas cosas me mueve"); él no permitió que ninguna cosa lograra perturbarlo. Así como todos los Cristianos pueden lograrlo, Pablo había llegado a un lugar en su relación con Jesucristo, en que Pablo sabía que él siempre podía contar con el Señor para librarle de todas sus angustias (II Corintios 1:8-10). Pablo estaba mirando más allá de sus circunstancias y estaba caminando consciente de la presencia de Dios. Desde experiencias pasadas, Pablo sabía que Dios estaba con él en todo lo que Pablo hacía en su vida y ministerio. Cada nueva experiencia traía una oportunidad para que la gloria de Dios fuese manifestada en la vida de Pablo. Cada prueba era una oportunidad para Pablo de ver en acción la mano libertadora de Dios. Pablo podía ser filosófico, podía estar apartado y podía estar en reposo con gozo en su corazón en cualquier dificultad futura, porque él sabía que Dios tenía las cosas bajo control y que Dios estaba haciendo una buena obra en Pablo y para el Reino de Dios (Romanos 8:28). El Cristiano no necesita ser filosófico y separado con un semblante triste. Aquí, la palabra clave es conciencia. Es decir, el Cristiano debe estar consciente continuamente de la presencia de Dios y debe tener su mente enfocada hacia Dios y toda su gloria. Salmo 16:8-9 "A Jehová he puesto siempre delante de mí: Porque está a mi diestra no seré conmovido. Alegróse por tanto mi corazón, y se gozó mi gloria: también mi carne reposará segura." El Señor desea revelar Su gloria al mundo y quiere hacerlo a través de Su Pueblo. A medida que el pueblo de Dios aprenda a reposar en su alma y aprenda a permitir a Dios revelarse a sí misma a través de Su pueblo, Dios expresará la gloria de su presencia. Considerar lo que dice el Salmo 16:11 es una experiencia excitante: "Me mostrarás la senda de la vida: Hartura de alegrías hay con tu ROSTRO (la versión inglesa dice "TU PRESENCIA"); deleites en tu diestra para siempre."

            (Las siguientes palabras son parte de la conclusión; yo apreciaré que tú hagas su reconstrucción en cuanto tengas una oportunidad. En Cristo, Marvin. )[1]

 

Como fue dicho al principio, en este artículo, las características de todos los cuatro temperamentos, desde el punto de vista de madurez, serán desarrollados en sus vidas y ministerios del Señor Jesucristo y del Siervo del Señor, el perito arquitecto, el Apóstol Pablo. Nuevamente, las seis características de los temperamentos son: El principio de sanidad; la debilidad; la estrategia de Satanás en contra del temperamento; un aspecto de madurez desarrollada y el tipo de orientación de su labor o trabajo. Ahora bien, lo apropiado será empezar primero con el Señor Jesús.

JESÚS VISTO EN UN TEMPERAMENTO EXTROVERTIDO Y AUDAZ

En el libro de Mateo, el Señor es el León de la tribu de Judá. Es el profeta extrovertido y audaz, del cual habló Moisés en el libro de Deuteronomio (Deuteronomio 18:18-19. El Señor Jesús puede ser visto cumpliendo este ministerio en Mateo 21:11-16: "Y las gentes decían: Este es Jesús, el profeta, de Nazareth de Galilea. Y entró Jesús en el templo de dios, y echó fuera todos los que vendían y compraban en el templo, y trastornó las mesas de los cambiadores, y las sillas de los que vendían palomas; y les dice: Escrito está: Mi casa, casa de oración será llamada; mas vosotros cueva de ladrones la habéis. Entonces vinieron a él ciegos y cojos en el templo, y los sanó. Mas los príncipes de los sacerdotes y los escribas, viendo las maravillas que hacía, y a los muchachos aclamando en el templo y diciendo: ¡Hosanna al hijo de David! se indignaron, y le dijeron ¿Oyes lo que estos dicen? Y Jesús les dice: Sí ¿Nunca leíestes: De la boca de los niños y de los que maman perfeccionaste la alabanza?"

En los versículos anteriores, el Señor está actuando de acuerdo a las características del temperamento audaz y extrovertido. Él estaba haciendo lo que estaba haciendo en el amor de Dios. El Señor estaba mostrando el principio de sanidad para este temperamento, Amor en Ación. En el versículo 13, Jesús estaba testificando temerariamente contra esta gente. él estaba usando la Palabra escrita para traer una influencia de convicción dentro de sus corazones. En el mismo versículo de la Escritura, Jesús está dando además un ejemplo a la Iglesia de cómo el Cristiano maduro necesita usar la palabra, cuando está actuando en las características del Cristiano extrovertido. En el versículo 15, los líderes de Israel estaban cayendo dentro de una trampa puesta por el enemigo al rechazar al Señor. Recordemos que la estrategia de Satanás es contra del temperamento extrovertido es rechazo. En el versículo 12, el Señor estaba actuando rápidamente de acuerdo a como él estaba siendo dirigido sobrenaturalmente por el Espíritu Santo, no estando excesivamente interesado en pequeños detalles relacionados con sus acciones (Tipo de orientación en su labor o trabajo).

JESÚS VISTO EN UN TEMPERAMENTO ORIENTADO A METAS

En Marcos, el Señor es el Siervo Orientado a Metas; es el toro, determinado a arar recto hacia adelante y dispuesto a hacer la voluntad del Padre. En este caso, la meta es la cruz del Calvario.  En Marcos 8:27-38, el Señor está explicando sus metas a Pedro y a otros discípulos. "Y salió Jesús y sus discípulos por las aldeas de Cesarea de Filipo. Y en el camino preguntó a sus discípulos, diciendoles: ¿Quién dicen los hombres que soy yo? Y ellos respondieron: Juan Bautista; y otros Elías; y otros alguno de los profetas. Entonces, Él les dice: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? Y respondiendo Pedro, le dice: Tú eres el Cristo. Y les apercibió que no hablasen de él a ninguno. Y comenzó a enseñarles, que convenía que el Hijo del hombre padeciese mucho, y ser reprobado de los ancianos,  y de los príncipes de los sacerdotes, y de los escribas, y ser muerto, y resucitar después de tres días. Y claramente decía esta palabra. Entonces, Pedro le tomó, y le comenzó a reprender. Y él, volviendose y mirando a sus discípulos, riñó a Pedro, diciendo: Apartate de mí Satanás; porque no sabes las cosas que son de Dios, sino las que son de los hombres. Y llamando a la gente con sus discípulos, les dijo: Cualquiera que quisiere venir en pos de mí, nieguese a sí mismo, y tome su cruz, y sigame. Porque el que quisiere salvar su vida la perderá; y el que perdiere su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará. Porque ¿qué aprovechará al hombre, si granjeare todo el mundo, y pierde su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma? Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta generación adulterina y pecadora, el Hijo del hombre se avergonzará también de él, cuando vendrá en la gloria de su Padre con los santos ángeles."

Aquí, el Señor está mostrando los propósitos y las características del temperamento orientado a metas. En el versículo 31, el Señor está revelando Su meta a sus discípulos, la cual era su crucifixión y su resurrección. Jesús perseveró en esta meta y recibió la satisfacción de lograrla para ser capaz de decir al ladrón en la cruz: "hoy estarás conmigo en el paraíso." (Lucas 23:43). Jesús estaba siendo dirigido por el Espíritu Santo dentro de las metas correctas, y Jesús rehusó permitirle a Satanás le impartiera cualquier meta equivocada, a pesar de que Satanás ya lo había hecho en Pedro, de acuerdo a los versículos 32 y 33. La meta del Señor era dar su alma o su vida natural por la humanidad y no salvarse a sí mismo. Recordemos otra vez que la estrategia del enemigo contra este temperamento es impartir metas equivocadas. En Marcos 8:22-26, el Señor ya había tomado acción para cumplir la obra de Dios: "Y vino a Bethsaida; y le traen un ciego, y le ruegan que le tocase. Entonces, tomando la mano del ciego, le sacó fuera de la aldea; y escupiendo en sus ojos, y poniendole las manos encima, le preguntó si veía algo. Y él mirando dijo: veo los hombres, pues veo que andan como árboles. Luego le puso otra vez las manos sobre sus ojos, y le hizo que mirase; y fue restablecido, y vio de lejos claramente a todos. Y envióle a su casa, diciendo: No entres en la aldea, ni lo digas a nadie en la aldea."

Un aspecto de madurez desarrollado en el ministerio de este temperamento es siendo un siervo para ser sumiso a las necesidades de otros y proveyendo ayuda para ellos. En el versículo 31, el Señor estaba haciendo esto para explicarles a ellos cómo Él iba a ser sumiso a las cosas que Él iba a sufrir y así Él podría proveer para todas las maravillosas provisiones del Calvario. Jesús está tratando de dar a sus discípulos un entendimiento exacto concerniente a metas. En los versículos 34-38, el Señor está explicando pacientemente que Sus metas eran para ellos y qué aprovechables son ellas para los Cristianos que las dominan. (Tipo de trabajo y orientación del temperamento).

JESÚS VISTO EN EL TEMPERAMENTO INTROVERTIDO

En Lucas, el Señor es el introvertido Hijo del Hombre, mirando dentro de sí mismo para ver y oír lo que el Padre le estaba diciendo. Al mismo tiempo, Él estaba usando percepción de conocimiento,  para mirar dentro de aquellos que estaban alrededor de Él; así, Él podía ayudar a identificar el origen de sus motivos. En Lucas 4:17-24, Jesús está hablando a gente de su tierra. El está revelandoles las características del temperamento introvertido: "Y fuele dado el libro del profeta Isaías; y como abrió el libro, halló el lugar donde estaba escrito: El Espíritu del Señor es sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres: Me ha enviado para sanar a los quebrantados de corazón; p ara pregonar a los cautivos libertad, y a los ciegos vista; para poner en libertad a los quebrantados: para predicar el año agradable del Señor. Y rollando el libro, lo dio al ministro, y sentóse: y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él. Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura en vuestros oídos, Y todos le daban testimonio, y estaban maravillados de las palabras de gracia que salían de su boca, y decían: ¿No es éste el hijo de José? Y les dijo: Sin duda me diréis este refrán: Médico, cúrate a ti mismo: de tantas cosas que hemos oído haber sido hechas en Capernaum, has también aquí en tu tierra. Y dijo: De cierto os digo, que ningún profeta es acepto en su tierra."

En los versos 23-24, Jesús estaba tratando de revelar a la gente de Nazareth la condición de sus corazones, a través de percepción penetrativa y conocimiento exacto. En todo el pasaje relacionado con esta experiencia, Jesús está esforzandose en desarrollar una relación correcta con la gente. Versículos 18-19, aunque Jesús no tenía una naturaleza de pecado en sí mismo, Él está enseñando a la gente que ellos no deben someterse a la influencia de su naturaleza de pecado; y ellos no deben permitir a la naturaleza de pecado que gobierne sobre sus vidas. La estrategia del enemigo contra este temperamento es destruir la vida y testimonio del Cristiano a través de la naturaleza de pecado. Jesús tuvo conocimiento exacto y entendimiento de la Palabra, y Él quiso empezar a infundir en esta gente un deseo por comprender también la Palabra. Así, ellos también pudieron aprender a funcionar en percepción penetrativa y precisión de conocimiento (versículos 17-21). Lucas 4:22 "¿No es éste el hijo de José?" La gente de Nazareth conocía a Jesús y a su familia y el Señor estaba usando este conocimiento de ellos para tratar de establecer una relación de amistad noble y al mismo nivel con ellos. En los versículos 17-27, Jesús está tomando su tiempo; está siendo exacto y está comunicando detalles (Tipo de trabajo y orientación del temperamento).

JESÚS VISTO EN EL TEMPERAMENTO FILOSÓFICO Y APARTADO

En el libro de Juan, Jesús es visto como el Hijo de Dios, la gran águila volando y remontandose sobre las presiones del mundo para ser filosófico y apartado de ellas. En este libro, Jesús está desempeñando todas las características del temperamento filosófico y apartado. El ejemplo dado aquí es Juan 8:25-29: "Y decíanle: ¿Tú quién eres? Entonces Jesús les dijo: El que al principio también os he dicho. Muchas cosas tengo que decir y juzgar de vosotros: mas el que me envió, es verdadero: y yo, lo que he oído de él, esto hablo en el mundo. Mas no entendieron que él les hablaba del Padre. Dijoles pues, Jesús: Cuando levantareis al Hijo del hombre, entonces entenderéis que YO SOY, y que nada hago de mí mismo; mas como el Padre me enseñó, esto hablo. Porque el que me envió, conmigo está; no me ha dejado solo el Padre; porque yo, lo que a él agrada, hago siempre."

En el versículo 29, Jesús está poniendose bajo la cubierta de Dios por ser obediente a la voluntad del Padre. La gente no podía hacerle daño porque aún no era el tiempo de Dios para la cruz. En el  mismo versículo 29, Jesús está venciendo la debilidad de este temperamento (la debilidad es necesidad de acción), cuando Él dice "YO HAGO" siempre la voluntad del Padre (Su voluntad es acción).
En el versículo 28, Jesús dice: "Cuando levantareis al Hijo del hombre...", el enemigo habría querido poner  un ataque demoniaco de depresión a través de esto; sin embargo, el Señor nada tenía que hacer con ello. Salmo 40:8 "El hacer tu voluntad, Dios mío, hame agradado." En el versículo 26, Jesús dijo que Él tenía muchas cosas que decir y juzgar de ellos. Aquí, el Señor está revelando su tendencia temperamental en el Reino de Dios, la que está muy interesada en funciones de la iglesia. Una de las cosas por las cuales el Señor iba a juzgarlos era por la no operación de ellos en su iglesia (el templo) de acuerdo con su plan y propósito para la dispensación dada a ellos. Además, Él sabía que cuando viniese el tiempo de dejar el servicio del templo, muchos rehusarían aceptar Su Orden Divino para Su Iglesia Neotestamentaria. En el versículo 29, Jesús puede ser visto estando más consciente de Dios que de sus circunstancias. Él está recibiendo sobrenaturalmente una unción de revelación de Dios a fin de recibir la habilidad para ser capaz de contestar las preguntas directas que le son presentadas por los fariseos. (Juan 8:29) "Porque el que me envió, conmigo está; no me ha dejado solo el Padre."  A través de todo el capítulo 8 de Juan, el Señor está relatando a la gente para contestar sus preguntas. Él estaba apartado cuando estaba trabajando con ellos pues nunca vino a estar envuelto emocionalmente.

Los siguientes son ejemplos escriturales de Jesús, desarrollando las características de los otros tres temperamentos, en cada libro de los cuatro evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan. El Señor quiere que su pueblo conozca que cada libro no es sólo para describir uno de cada temperamento. Sin duda alguna, hay un temperamento dominante en cada libro, pero no está registrado de esta manera con el propósito de limitar al Cristiano respecto de un solo temperamento, sino para clarificar, definir y resaltar las características del temperamento dominante de cada libro. A medida que el Señor guía a su pueblo, él quiere que también ellos estén conscientes de las características de los demás temperamentos, las cuales son aprovechables por ellos y pueden ser expresadas por sus almas.

Las siguientes páginas describen a Jesús y las seis características de cada temperamento. Las características de cada temperamento son presentadas en orden numérico del uno al seis.

1.- El principio de sanidad.

2.- El área débil.

3.- La estrategia del enemigo.

4.- La tendencia del temperamento en el Reino.

5.- Un aspecto de desarrollo de madurez.

6.-  Orientación y tipo de labor.

JESÚS EN EL LIBRO DE MATEO

Mateo 9:35-38

Orientado a Metas:

1.- Versículos 35-38  Perseverando a la meta. Su meta era enseñar el Reino.

2.- Versículo 35  Venciendo el área de posibles debilidades de este temperamento, al ser guiado por el Espíritu Santo.

3.- Versículos 37-38  Jesús está venciendo sobre la estrategia del enemigo, al impartir las metas correctas a sus discípulos.

4.- Versículo 35  Enseñando y sanando, Él está tomando acción para cumplir la obra de Dios.

5.- Versículos 35-38  Jesús estaba siendo un siervo y se estaba encontrando con las necesidades de la gente.

6.- Versículos 37-38  él estaba explicando sus metas y estaba guiando a sus discípulos hacia ellas.

Mateo 9:10-13

Introvertido:

1.- Versículos 10-13  En esta conversación con los fariseos, el Señor está usando Percepción penetrativa y precisión de conocimiento.

2.-  Versículos 10-11  El Señor está tratando de establecer una relación con esta gente y, de este modo, está fortaleciendo aquello que podría ser una área débil en este temperamento.

3.-  Versículo 13  Jesús está tratando de enseñarles cómo corresponder a la naturaleza justa.

4.-  Versículo 13 (Con referencia a Miqueas 6:6-8) Él está usando la Palabra escrita. Y con la Palabra, Él está tratando de encausarlos a entender la condición de sus corazones.

5.- Versículo 10  Jesús está tratando de establecer un nivel igual de relación y ser un amigo.

6.- Versículos 12-13  Vemos a Jesús siendo exacto y explicando detalles (orientación  y tipo de labor en la iglesia).

Mateo 8:18-27

Filosófico y Apartado:

1.- Versículos 18-27  El Señor está demostrando ser obediente a la voluntad del Padre y se está poniendo bajo la cubierta de Dios.

2.- Versículos 223-26  El Señor está tomando acción.

3.- Versículos 20-22  Él nada tenía que hacer con cualquier ataque demoniaco de desánimo y depresión.

4.- Versículo 20  Jesús está siendo filosófico y apartado de lo natural que concierne al mundo; pero, al mismo tiempo, Él estaba consciente de aquello que iba a venir: La Iglesia (Mateo 16:18) "Yo edificaré mi iglesia."

5.- Versículos 25-27  Jesús está hablando una palabra sobrenatural para responder a las inquietudes de sus discípulos y calmar los temores de ellos.

6.- Versículo 22  El Señor está relatando muy bien y no está viniendo a envolverse emocionalmente con la gente (orientación y tipo de labor en la Iglesia).

JESÚS EN EL LIBRO DE MARCOS

Marcos 3:1-6

Audaz y extrovertido:

1.- Versículos 1-6  Amor en Acción.

2.- Versículos 2-5  Él estaba enseñando a los fariseos y al pueblo de Israel a discerenir correctamente el corazón de Dios a través de la Palabra escrita.

3.- Versículo 6  Él experimentó rechazo, la estrategia del enemigo en contra de este temperamento.

4.- Versículo 5  Jesús está siendo usado, en lo sobrenatural, por el Espíritu Santo.

5.- Versículos 3-5  Audazmente, Jesús está testificando con una influencia de convicción.

6.- Versículo 5  El Señor está trabajando rápidamente y no está siendo excesivamente preocupado con los detalles (orientación y tipo de labor).

Marcos 7:5-23

Introvertido:

1.- Versículos 5-23  El Señor Jesús está usando percepción penetrativa y exactitud de conocimiento.

2.- El Señor está tomando tiempo extra para explicar a sus discípulos y para desarrollar una relación con ellos. Siendo introvertido y no desarrollar relaciones en la iglesia puede ser un problema con este temperamento.

3.- Versículos 5-16  La estrategia del enemigo contra este temperamento es tratar de destruir el testimonio personal, a través de la expresión de la naturaleza del diablo en el Cristiano. El Señor está revelando a los fariseos cuál naturaleza está siendo manifiesta en sus acciones y pensamientos.

4.- Versículos 6-13  Con conocimiento y comprensión, Jesús está usando la Palabra para inspirar en ellos un deseo de tener conocimiento exacto y preciso concerniente a la Palabra de Dios.

5.- Versículos 5-13 Jesús quería ser amigo de ello pero fue rechazado por los líderes religiosos. Sin embargo, el Señor estaba demostrando a ellos que él estaba al mismo nivel de ellos y aún mayor, gracias al conocimiento y comprensión que él tenía de la Palabra.

6.- Versículos 6-23  Jesús está siendo exacto y relatando detalles a los escribas y fariseos, así como a sus discípulos.

Marcos 4:35-41

Filósofo y Separado:

1.- Versículos 35-41  Obediencia a la voluntad del Padre y poniendose bajo la cubierta de Dios.

2.- Versículo 39 Jesús está tomando acción y está demostrando cómo complementar el área de este temperamento, la cual podría ser una área de debilidad.

3.- Versículos 37-38  El Señor no permitía al enemigo desanimarlo o deprimirlo con circunstancias externas como lo ilustró la tormenta.

4.- Versículo 40  Jesús está empezando a enseñar a sus discípulos acerca de la iglesia, a través de la experiencia de la tormenta. ¿Cómo no tenéis fe? ¿No han entendido aún? Ninguna tormenta demoniaca prevalecerá en mi contra ni contra mi iglesia. Mateo 16:18 "Yo edificaré mi iglesia y las puertas del infierno no prevalecerán en contra de ella."

5.- Versículo 39  De una manera sobrenatural, Jesús está dando respuesta al clamor de ellos; Marcos 4:38 "¿Maestro, no tienes cuidado que perecemos?"  Con sus palabras de poder en contra de la tormenta "Calla, enmudece" (La versión en inglés dice "Sea la Paz").

6.- Versículos 40-41  El Señor se está relacionando bien; está separado de la tormenta. Él no vino a estar excesivamente emocionado o excitado (orientación y tipo de labor).

JESÚS EN EL LIBRO DE LUCAS

Lucas 6:6-11

Audaz y Extrovertido:

1.- Versículos 6-11  Jesús está usando Amor en Acción.

2.- Versículo 9  El Señor estaba dirigiendo la palabra a los escribas y fariseos. Él estaba alumbrando, por causa de la necesidad de ellos de revisar la Palabra, con una actitud diferente; así, ellos podrían entender y descubrir qué quiere decir realmente.

3.- Versículo 11  Jesús está siendo rechazado; Él era rechazado por aquellos que permitían al enemigo engañarles.

4.- Versículo 10  Jesús es usado en lo sobrenaturar.

5.- Versículos 8-10  El Señor testifica audaz y temerariamente con una influencia de convicción.

6.- Versículo 10  Jesús lleva a cabo esta acción rápidamente a medida que Él era guiado por el Espíritu Santo (Orientación y tipo de labor).

Lucas 2:41-52

Orientado a Metas:

1.- Versículos 41-52  Jesús persevera a la meta y recibe satisfacción de los logros obtenidos.

2.- Versículos 41-48  En estos versículos de la Escritura, el Señor está demostrando la necesidad para un temperamento orientado a metas de ser guiado por el Espíritu Santo. Tener celos por hacer la obra de Dios no es pecado. Sin embargo, aún se necesita ser dirigido por el Espíritu Santo respecto al tiempo correcto y otros detalles.

3.- Versículos 45-49  El Señor tenía las metas correctas: hacer los negocios de Su Padre. Él no estaba permitiendo al enemigo darles metas equivocadas; sin embargo, su tiempo habría de esperar dieciocho años (Lucas 3:23--4:21).

4.- Versículos 46-49  Jesús toma acción para llevar a cabo la obra de Dios.

5.- Versículo 51  Jesús fue sumiso en su relación con sus padres. Su objetivo era satisfacer las necesidades de ellos, al estar sujeto a ellos hasta que viniese el cumplimiento de Su tiempo.

6.- Versículos 46-47  Jesús estaba explicando muy bien la Palabra a los Doctores de la Ley y estaba tratando de guiarlos dentro de Su propia meta, la cual era hacer los negocios de Su Padre (Orientación y tipo de labor). Y el Señor recibió Su satisfacción por el logro obtenido (Lucas 2:52).

Lucas 7:12-23

Filósofo y Apartado:

1.- Versículos 12-23  Jesús es obediente a la voluntad del Padre y se pone bajo la cubierta de Dios.

2.- Versículos 12-15 y 21  El Señor toma acción y fortalece aquello que podría ser una área débil de este temperamento.

3.- Versículos 22-23  El Señor está enseñando acerca d Juan el Bautista a fin de no ser afectado ni recibir ataque demoniaco alguno de desánimo y depresión.

4.- Versículo 23  El Señor está empezando a enseñar los principios de operación para su iglesia neotestamentaria: "Y bienaventurado es el que no fuere escandalizado en mí." Algunas veces se conduce siendo filosófico y apartado en mantener buenas relaciones en la iglesia, la cual es Su Cuerpo (Colosenses 1:24).

5.- Versículos 21-23  Con una unción de Dios, Jesús está contestando una pregunta directa de Juan.

6.- Versículos 12-23  En estos versículos de la Escritura, Jesús se estaba relacionando bien con la agente, con la viuda de Naín, con los discípulos de Juan y con Juan mismo. Él estaba separado emocionalmente de las situaciones de ellos. Esto no quiere decir que Jesús no estuviese guardando Amor de Dios en Su corazón (orientación y tipo de labor).

JESÚS EN EL LIBRO DE JUAN

Juan 5:16-47

Audaz y Extrovertido:

1.- Versículos 16-47 El principio de sanidad de este temperamento es Amor en acción. Jesús está poniendo Amor en acción.

2.- Versículos 38-39 y 45-47  El Señor está demostrando la necesidad para el temperamento audaz y extrovertido de conocer la Palabra de Dios.

3.- Versículos 16-18 y 40-43  El Señor está experimentando el rechazo; éste es la estrategia del enemigo contra este temperamento.

4.- Versículo 36  Jesús es usado en lo sobrenatural por el Espíritu Santo.

5.- Versículos 22-24  Él está testificando audazmente con una influencia de convicción.

6.- Versículos 19-47 (especialmente el verso 30) El Señor se está moviendo rápidamente bajo la unción del Espíritu Santo; Él no estaba siendo excesivamente preocupado con los detalles (orientación y tipo de labor).

Juan 12:23-28

Orientado a metas:

1.- Versículos 23-28  Perseverancia a la meta.

2.- Versículo 27  Jesús es guiado por el Espíritu Santo en las metas correctas.

3.- Versículos 23-25  El Señor rechazó permitir al enemigo darle alguna meta equivocada. Sin cesar, Él estaba consciente de las metas que el Padre le había dado.

4.- Versículo 26  Jesús está animando a sus discípulos a tomar acción para servirle. Acción o hacer es la tendencia de este temperamento en el Reino de Dios.

5.- Versículo 23  El aspecto de madurez del ministerio de este temperamento es estar sumiso a las necesidades de los demás y proveer ayuda para ellos. Jesús está haciendo esto por toda la creación, al someterse a la cruz del Calvario.

6.- Versículos 24-26  Jesús explica muy bien sus metas a los demás y los anima a seguirle en estas mismas metas (tipo y orientación de labor). En el versículo 28, Él quedó satisfecho de lo logrado.

Juan 8:1-11

Introvertido:

1.- Versículos 1-11  Obediencia a la voluntad del Padre y estar bajo la cubierta de Dios.[2]

2.- Versículo 2  Jesús estaba en el templo tratando de desarrollar buenas relaciones.

3.-  En los versículos 4-9, Jesús está revelando a la gente su naturaleza de pecado y está tratando de enseñarles a no corresponder a esa naturaleza mala.

4.- Versículos 3-7  En el Reino de Dios, la tendencia de este temperamento es un deseo de conocer la Palabra de Dios. Jesús está demostrando a los escribas y fariseos que Él tiene el entendimiento correcto de la Palabra.

5..- Versículos 10-11  Jesús establece una noble amistad con la mujer.

6.- El Señor estaba relatando bien a toda la gente y no se envolvió emocionalmente en la situación (orientación y tipo de labor).[3]

Pablo es el siguiente ejemplo en las Escrituras que podemos examinar, gracias al desarrollo de las características de los cuatro temperamentos en su alma. En  I Corintios 11:1, Pablo dijo: "Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo."  Así como el Señor Jesucristo es visto en las Escrituras, desenvolviendose en las características de los cuatro temperamentos, la misma situación será fácilmente identificable respecto a Pablo.

PABLO

TEMPERAMENTO AUDAZ - EXTROVERTIDO

En el libro de los Hechos 17:16-34, Pablo está actuando en las características del temperamento audaz-extrovertido.

Versículos 16-34  Amor en acción es el principio de sanidad de este temperamento. Sin duda alguna, Pablo está poniendo Amor en acción.

Versículos 24-29 A través de su conocimiento de la Palabra, Pablo está mostrando que él ha fortalecido aquello que pudiera ser una área débil del temperamento audaz.

Versículos 32-34  Pablo está usando el principio de sanidad de Amor en acción para vencer la estrategia de rechazo del enemigo.

Versículos 22-34  Al testificar audazmente, con una influencia de convicción, Pablo está desenvolviendose en el aspecto de madurez desarrollada en el ministerio de este temperamento. Algunos recibieron su testimonio y otros no (Hechos 17:32-34).

Versículos 22-31  Pablo está actuando rápidamente al hablar las palabras tal y como le eran dadas por el Espíritu Santo. De esta manera, él estaba cumpliendo la orientación y tipo de trabajo y la tendencia de este temperamento en el Reino de Dios.

PABLO

TEMPERAMENTO ORIENTADO A METAS

En la epístola a los Filipenses, en todo el capítulo 3, Pablo está desenvolviendose en las características del temperamento orientado a metas.

Versículos 1-21 El principio de sanidad de este temperamento es perseverar hacia la meta y satisfacción en los logros obtenidos. De una u otra manera, Pablo está persiguiendo definitivamente un meta y está esperando tener buen éxito y la satisfacción de los logros.

Versículos 1-6  Pablo describe cómo en un momento determinado, él tenía muchas metas, las cuales no eran de parte del Espíritu Santo. Después, en los versículos 7-11, Pablo revela las metas que el Espíritu Santo le ha dado desde el momento que él experimentó la nueva vida a través del Señor Jesús.

Versículos 12-14  Pablo está revelando cómo él está determinado a no permitir al enemigo darle ninguna meta errónea. Después, en los versículos 15-17, él está exhortando a los Filipenses a sentir lo mismo.

Versículos 13-14  Pablo está tomando acción para olvidar algunas cosas y para extenderse dentro de aquellas nuevas cosas que son incorporadas en sus nuevas metas. Al hacer esto, él está demostrando la tendencia de este temperamento en el Reino de Dios.

En el versículo 1, Pablo estaba siendo sumiso a las necesidades de la iglesia de los Filipenses y estaba proveyendo ayuda al escribirles por segunda ocasión los mismo conceptos.

Versículos 1-17  Orientación y tipo de labor: Pablo está explicando lo largo y prolongado de sus metas a los santos de Filipos y está tratando de animarles a seguir su ejemplo. Después, en los versículos 18-19, Pablo está identificando a aquellos que los Filipenses no deben seguir, pues las metas de aquellos que son enemigos de la cruz tienen metas contrarias a los principios santos y divinos. En los versículos 20-21, Pablo está animando a los Filipenses al explicarles nuevamente parte de la eterna satisfacción de ellos por los logros obtenidos.

PABLO

TEMPERAMENTO INTROVERTIDO

En la epístola a Filemón, Pablo está escribiendo a Filemón las características del temperamento introvertido. En el pasado, Pablo había permitido a Jesús que operase estas características a través de Pablo en sus relaciones con otra gente. En orden a él para responder correctamente en su relación con Onésimo, Pablo sabía que Filemón necesitaba estar consciente de las características de este temperamento.

Versículos 4-25  Percepción penetrativa y exacta de conocimiento es el principio de sanidad de este temperamento. A través de percepción penetrativa, Pablo está revelando a Filemón el conocimiento verdadero de la situación en la cual Filemón se encontraba envuelto. La auténtica batalla que estaba enfrentando Filemón no era una batalla externa contra Onésimo, sino una batalla interna dentro de Filemón mismo. Pablo estaba encausando a Filemón a estar consciente de la naturaleza de pecado dentro de su alma, así como Pablo lo había revelado a otros Cristianos cuando escribió Romanos 7.

Versículos 4-16  Pablo está revelando a Filemón la necesidad de éste de desarrollar y mantener buenas relaciones en la iglesia, sin considerar lo que él pensara del carácter de la gente. De esta manera, Pablo está instruyendo a Filemón cómo fortalecer lo que pudiera ser una área débil en las características del temperamento introvertido.

Versículo 6  Pablo quiere ayudar a Filemón a no corresponder a la naturaleza de pecado y ser víctima de la estrategia del enemigo en contra de este temperamento. Así, en este versículo, Pablo recuerda a Filemón todas las cosas buenas que están en él en Cristo Jesús.

Versículos 4-6  Pablo está recordando a Filemón las muchas buenas ocasiones que ellos tuvieron juntos para estudiar la Palabra y cómo Filemón se debía a Pablo, especialmente en su vida espiritual, a causa del tiempo que Pablo invirtió en educar en la Palabra a Filemón (verso 19).

Versículos 15-16 Pablo está enseñando a Filemón cómo corresponder al aspecto de madurez del temperamento introvertido, al animarle a desarrollar un nivel noble de relación con Onésimo. En los versículos 17-24, Pablo está recordando a Filemón la relación de ambos en el mismo nivel. Nuevamente, en los versículos 23-24, Pablo está indicando a Filemón otro nivel noble de amistades que él tiene y trae a su memoria cómo son agradables estas amistades (Salmo 133:1).

Versículos 1-25  Muestran la orientación y tipo de labor en el Reino. Pablo esta siendo exacto trayendo todos los detalles necesarios para que Filemón sea capaz de responder correctamente a la situación. Pablo le recuerda a Filemón de la gracia del Señor Jesucristo, la cual está sobre su espíritu regenerado para darle habilidad para hacer la cosa correcta en esta situación (verso 25).

PABLO

TEMPERAMENTO FILOSÓFICO Y SEPARADO

En el libro de los Hechos 2o:16-38, Pablo se está desenvolviendo en las características del temperamento filosófico y apartado.

El principio de sanidad para este temperamento es Obediencia a la voluntad del Padre y estar bajo la cubierta de Dios. En los versículos 16-38, pero particularmente en el verso 24, Pablo está siendo obediente a la voluntad del Padre y se está poniendo bajo la cubierta de Dios.

Una falta de acción puede ser una área de debilidad para este temperamento. En los versículos 16-21, Pablo está tomando acción. En todos estos versos, Pablo se está moviendo hacia adelante en un tipo de acción.

Un ataque de desánimo y depresión es la estrategia del enemigo en contra de este temperamento. En los versículos 22-24, hay muchas razones por las cuales Pablo habría permitido al enemigo desanimarle y deprimirle; sin embargo, el verso 24 indica que Pablo nada tenía de esto .

En los versículos 26-32, Pablo está demostrando la tendencia de este temperamento en el Reino de Dios. Esto versos de la Escritura revelan los negocios de Pablo para el funcionamiento de la iglesia y los ministerios que están envueltos.

Un aspecto de madurez desarrollado en el ministerio de este temperamento es ser capaz de recibir desde lo sobrenatural una unción para revelación a fin de contestar cuestiones directas. En los versículos 20, 26 y 27, Pablo puede ser visto haciendo esto.

Orientación y tipo de labor. Versículos 16-38  Aquí, Pablo está relatando muy bien a la gente y no está viniendo a envolverse emocionalmente en su presentación a ellos. Sin embargo, esto no significa que un Cristiano, utilizando las características del temperamento filosófico y separado, no pueda expresar Amor como Pablo lo hizo en los versículos 7-8.

Todos los cuatro temperamentos en la vida de Pablo pueden ser presentados colectivamente en un versículo de la Escritura: Hechos 20:24  "mas de ninguna cosa hago caso (en la versión inglesa: "mas ninguna de estas cosas me mueve") ni estimo mi vida preciosa para mí mismo (SIENDO FILOSÓFICO Y APARTADO) sólo que acabe mi carrera (ORIENTADO A METAS) con gozo (GOZO INTERNO, INTROVERTIDO), y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios." (AUDAZ Y EXTROVERTIDO).

SALOMÓN

LAS CARACTERÍSTICAS DE LOS CUATRO TEMPERAMENTOS

Con la sabiduría que Dios le dio, Salomón fue capaz de percibir a aquellas personas alrededor de él que tenían una inclinación para estar orientadas a metas y los pudo a trabajar para cumplir sus propósitos (propios de Salomón) (I Reyes 11:28).

Conforme a las Escrituras, parece ser además que Salomón estaba consciente de los demás temperamentos en sus características. Confiando en este punto, antes de que recayese en el pecado, Salomón puede ser usado como un ejemplo de cómo ser maduro en las características de los cuatro temperamentos.

Salomón fue:

1.- Extrovertido en sus relaciones con otra gente:

            a). I Reyes 10:1-13  La Reina de Sheba

b). I  Reyes 4:29-343  Respecto a la característica del extrovertido en la personalidad de Salomón

2.-  Orientado a metas:

a). Él construyó el Templo en Jerusalén y muchos otros edificios (I Reyes 5:1-6 y 7:1).

3.- Introvertido:

a). Salomón escribió el libro de Proverbios. Un libro que encausa a uno a mirar internamente para examinar nuestro corazón y nuestros motivos.

b). Un buen ejemplo de Salomón discerniendo los motivos de alguien más es el caso de petición de Adonías que Bath-Seba dijo a Salomón respecto al permiso para casarse con Abisag (I Reyes 2:13-24).

4.-  Filosófico y Separado:

a). Salomón escribió el libro de Eclesiastés. Este libro de la Biblia siempre proyecta una actitud de ser filosófico y separado respecto de las cosas de este mundo. Así, al final del libro, Salomón pone todas las cosas en su propia perspectiva al escribir: "El fin de todo el discurso oído es este: teme a Dios, y guarda sus mandamientos: porque esto es el todo del hombre." (Eclesiastés 12:13)

b). Salomón fue obediente a la voluntad del Padre y, perspectiva y agudamente, sabedor y consciente de la presencia del Padre, antes que recayese (I Reyes 8:56-61). Todo el tiempo que Salomón continuó en servir y desarrollar aquello que Dios tenía para él, Dios le dio el más grande nivel de dominio sobre las circunstancias que influían en el Reino de Israel (I Reyes 9:1-5).

A medida que una persona continúe en seguir al Señor y le permita desarrollar madurez en él o ella, en las características de estos cuatro temperamentos, él o ella tendrá, además, un crecimiento progresivo de dominio sobre las circunstancias en el Reino de Dios, a través del Señor Jesucristo (II Corintios 9:8; Romanos 8:28-31).

El Señor ha dado el don de los cinco ministerios al cuerpo de Cristo, el cual es Su Iglesia (Colosenses 1:24). Los ministerios de Apóstol, Profeta, Evangelista, Pastor y Maestro (Efesios 4:11). En I Corintios 12, el apóstol Pablo está enseñando a los santos de Corinto acerca del principio del ministerio del cuerpo y cómo es necesario cada miembro en el cuerpo de Cristo. Esto es así también con los cinco ministerios. Y así como en el cuerpo todo miembro necesita de otros miembros, así cada ministerio necesita de los otros cuatro ministerios. El Apóstol es la incorporación de los otros ministerios, así que después de remover al Apóstol, puede verse cómo los cuatro ministerios restantes se relacionan con los cuatro diferentes temperamentos, y cuál puede ser la debilidad de cada ministerio y cómo necesitan ellos de otros ministerios para vencer sus debilidades.

Profeta: Se relaciona con la Iglesia: Filosófico y Separado.

Evangelista: Se relaciona con el Espíritu santo: Audaz, Extrovertido.

Pastor: Se relaciona con la acción o el quehacer: Orientado a metas.

Maestro: Se relaciona con la Palabra Escrita: Introvertido.

Profeta: Una necesidad de tomar acción puede ser una área débil para un Profeta: La influencia del Evangelista es lo que se necesita aquí.

Evangelista: Conocer la Palabra es una importancia esencial y esto puede ser una área de debilidad en un ministerio de Evangelista. El ministerio del Maestro y su orientación hacia la Palabra es lo que se necesita aquí.

Pastor: Ministrar obras que no están siendo dirigidas por el Espíritu Santo puede ser un problema para el Pastor: El ministerio del Profeta y su relación con el Espíritu Santo es lo que se necesita aquí.

Maestro: No desarrollar amistades en la iglesia, por ser introvertido y orientado hacia la Palabra puede ser un problema en este ministerio: El Pastor y su propensión para desarrollar amistades es la influencia que se necesita aquí.

Dado que el Apóstol es la incorporación del Profeta, Evangelista, Pastor y Maestro, el Apóstol supervisa a los demás ministerios y el total desarrollo de la iglesia. Además, un Apóstol maduro estará consciente que él necesita estar abierto para recibir de parte del Señor a través de los otros cuatro ministerios en las áreas donde ellos tienen una orientación fuerte.

Lo que se necesita tener cuidado en la mente es que los párrafos anteriores están relatando acerca del ministerio en lo particular y se refieren demasiado al Cristiano en lo individual. Cada persona es un llamamiento al ministerio tiene una obligación para con Cristo de desarrollar y madurar en las características de los demás temperamentos como el Señor guíe. Efesios 3:17-19  "Que habite Cristo por la fe en vuestros corazones; para que, arraigados y fundados en amor, podáis bien comprender CON LOS SANTOS cuál sea la anchura y la longura y la profundidad y la altura, y conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.La anchura: Extenderse a través de Cristo con las características del temperamento Extrovertido. La Longura: Caminar hacia las metas del Señor a través de las características del temperamento Orientado a Metas. La Profundidad: Darse cuenta de la obra del Calvario a través del temperamento Introvertido. La Altura: Encumbrarse en lo celestial y Divino con Jesús y ser Filosófico y Separado de las presiones del mundo. Sin embargo, se requiere la influencia de los cinco ministerios para traer al Cristiano individual a madurez (Efesios 4:11-16).

 

[1]  El texto en cursiva parece ser una instrucción personal del Hermano Marvin Tayler a algún hermano en especial, encargado de transcribir el texto en Inglés. También es importante destacar que hasta aquí es sólo parte del texto relacionado con los temperamentos.

[2]   En el texto en inglés se dice lo transcrito en el apartado 1 relativo al aspecto introvertido o melánclico; sin embargo, dicha afirmación corresponde al principio de sanidad del temperamento filosófico. En realidad, el temperamento introvertido o melancólico recibe sanidad a través de percepción penetrativa y exacta de conocimiento.

[3]  Nuevamente, el texto en inglés narra la orientación y tipo de labor del filosófico, pero el desarrollo del pasaje es para ubicar a Jesús en el temperamento introvertido o melancólico. Este temperamento tiene la orientación y tipo delabor de describir los detalles con exactitud.