Actitudes para venir a La Mesa del Señor (Santa Cena)

Éxodo 12:1-27

Debemos venir a la mesa con anhelo de participar.- Lucas 22:14-16.

Debemos venir en Fe.- Hebreos 4:2; Romanos 14:23c.

Debemos venir en obediencia. Santa Cena es un mandamiento santo (sacramento).-  I Corintios 11:24-25.

Debemos venir con Acción de Gracias. Eucaristía significa “Acción de Gracias”.- Lucas 22:17.

Debemos venir dignamente, discerniendo el cuerpo y la sangre de Cristo.- I Corintios 11:27-30.

Debemos venir examinándonos. Debemos examinar nuestro corazón.- I Corintios 11:28; Éxodo 12:42-49; Salmo 24:3-5.

Debemos hacerlo en Unidad.- I Corintios 10:17.

Debemos hacerlo con gentileza, en Amor.- I Corintios 11:34 y 10:16; Génesis 33:1-20; Hechos 2:46-47.

Debemos venir con limpieza.- I Corintios 11:27-32.

10° Debemos venir con visión de tres cosas: A). La cruz; el calvario; B). La resurrección del Señor; Su ascensión; y C). Su segunda venida por nosotros.

11° Debemos venir con la actitud de servirnos los unos a los otros.- I Corintios 11:33.

12° Debemos venir para conocer a Cristo más.- Lucas 24:13-35 (verso 30); Hebreos 12:2-4.

Éxodo 12:1-27 (esp. v. 5) El sacrificio de Cristo fue sin pecado, porque Él no hizo pecado, pero por nosotros fue hecho pecado. Versículos 13 y 23 La diferencia fue y es la Sangre. La Santa Cena es un memorial; es una celebración, haciendo memoria de las muertes de Jesús; haciendo memoria de Su resurrección; de Su sacrificio... para memoria de lo que Él hizo por nosotros. La mesa del Señor habla de Su autoridad.

1° Debemos venir a la mesa con anhelo de participar; así es como el Señor lo hizo.- Lucas 22:14-16 “¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta Pascua!” Nuestra Pascua ya fue, la cual es Cristo. Ahora, para nosotros, es Santa cena; es un regalo de Dios para Su pueblo. Vengamos diciéndole “Señor, necesito comer tu carne y tu sangre, para que medes fortaleza, en este diario caminar, y me limpies de pecado. Y es que el Señor no prepara cualquier cosa.

2° Debemos venir en Fe, creyendo.- Juan 6:31-40-58. El pan y el vino son meros símbolos de lo que Cristo ya hizo por nosotros. Su cuerpo fue partido (en esta dirección, el Profeta Isaías declara “no hay parecer en Él ni hermosura, verlo hemos, mas sin atractivo...”, y el Salmista dice de Él “todos sus huesos se descoyuntaron”) y su sangre fue derramada.

Pan y vino no sanan; quien sana es Cristo. Tampoco traen enfermedad o juicio. Realmente, santa cena es preparar el corazón para tomar lo que Dios tiene para nosotros, lo cual es bendición. El juicio proviene del pecado, cuando nosotros no nos consideramos a nosotros mismos.

Hebreos 4:2 Debemos mezclar Fe al tomar santa cena. Todo lo que no es de fe es pecado (Romanos 14:23c; Hebreos 11:6). Si creemos, hay poder en Su cuerpo y en su sangre. Si venimos en actitud de no creer, no vamos a agradar al Señor. La santa cena no es un ritual. Debemos venir en Fe. Si tengo hambre, fatiga, etc., Él está aderezando mesa en mi desierto (Salmo 23:5), para que yo sea alimentado y fortalecido.

Santa Cena no es un ritual; debemos acercarnos en Fe, para recibir lo que Dios nos ha preparado. Debemos creer que el pan simboliza el cuerpo de Cristo (el que vive) y el vino simboliza la sangre del Señor derramada por nosotros. Juan 6:51-57

3° Debemos venir en obediencia.- Santa Cena es un sacramento (mandamiento santo).-  I Corintios 11:24-25 “...haced esto...”

Israel sólo recordaba sus pecados pasados, pero nosotros recordamos sólo a Cristo, el que murió por nosotros; el Justo por los injustos.

4° Debemos venir con Acción de Gracias.- Eucaristía significa “Acción de Gracias”.- Lucas 22:17  Al acercarnos a la mesa del Señor no debemos venir en condenación, sino con agradecimiento. De no mezclar fe, no sirve tomar la cena del Señor. En realidad, nadie tiene derecho a la mesa, pero la Gracia del Señor nos hace dignos.

5° Debemos venir discerniendo el cuerpo y la sangre de Cristo.- I Corintios 11:27-30  El discernimiento debe ser espiritual y materialmente. La Iglesia es el Cuerpo del Señor.

Discernir es la acción y efecto de distinguir algo de otra cosa, señalando la diferencia que hay entre ellas. Comúnmente se refiere a operaciones del ánimo. Un ejemplo de ello es discernir o distinguir el bien del mal, lo bueno de lo malo (I Tesalonicenses 5:21-22; II Corintios 6:14-18)

6° Debemos venir examinándonos.- Debemos examinar nuestro corazón.- I Corintios 11:28 Tomar la cena nos hace concientes de nuestras áreas débiles, pidiendo al Señor fortaleza en esas áreas.

Éxodo 12:42-49 Si no se es salvo, se es extraño, y no se puede acercar a la mesa del Señor. Sólo los salvos, pero no los impíos. La circuncisión debe ser de corazón; la casa es la Iglesia, la habitación de Dios. “Lo hará”: mandamiento o estatuto.

Salmo 24:3-5  Debemos revisar nuestra relación con Dios y con nuestros hermanos.

7° Debemos hacerlo en Unidad, como un cuerpo.- I Corintios 10:17  Somos muchos miembros, pero sólo un cuerpo. Así que todos los miembros debemos reunirnos en unidad, como un solo cuerpo. I Corintios 12:14-27.

Jueces 20:1, 8, 11; Esdras 2:64; 3:1; Nehemías 8:1; Hechos 1:14; 2.1, 46; 4:24; 5:12; 8:6; Romanos 12:16; 15:5; Filipenses 1:27; 2:2

Al venir a Santa Cena, debemos hacerlo como un cuerpo, todos juntos: los hermanos, los padres, toda la iglesia local. El que no tiene unidad tiene el espíritu del mundo.

Venir en Unidad es venir en una misma mente, unánimes: Hechos 1:14; 2:1, 46; 4:24; 5:12; 8:6; Romanos 12:16; 15:5; Filipenses 1:27 y 2:2.

8° Debemos hacerlo con gentileza, en Amor.- I Corintios 10:16 El pan y el vino son la comunión del cuerpo y la sangre de Cristo. Dios nos hizo para amar y ser amados. Hechos 2:46-47 Comunión es amar y ayudar al hermano, cuando ésta necesitado.

Debemos tener una actitud de Amor y gentileza. Si Cristo ama al hermano yo debo amarle también (I Juan 4:7-8, 10-12, 16, 20-21)

Jacob y Esaú, en ‘el pozo del ganado (de los corderos)’ se reconciliaron (Génesis 33:1-20)

9° Debemos venir con limpieza, en dignidad.- I Corintios 11:27-32 Debemos venir dignos, habiéndonos examinado a nosotros mismos, con conciencia. De otra manera, el juicio es aplicado. Y aunque no tomemos la cena, la disciplina también viene. Muchos no quieren tomar la cena, porque no quieren dejar su pecado.

Proverbios 28:13 Al examinarnos, debemos confesar nuestros pecados, para prosperar espiritualmente, para crecer, para alcanzar misericordia. El examen nos debe llevar a reconocer nuestras faltas, y a confesarlas, a fin de alcanzar misericordia y oportuno socorro; a fin de ser limpiados, y madurar. I Juan 1:5-10 Nuestra vida cotidiana tiene conflictos que nos orillan a pecar, a hacer lo malo, a desobedecer, así que el examen de nuestras acciones y omisiones, y aún de nuestras palabras y pensamientos, nos permite venir en reconocimiento de nuestras faltas, para alcanzar misericordia y madurar.

Santa Cena es figura de un niño que pide pan, pero si el padre el ve las manos sucias, entonces lo manda a lavárselas. Entonces, con las manos limpias, sí se tiene acceso a la cena. Lavarse las manos significa dejar el pecado.

10° Debemos venir con visión de tres cosas: A). La cruz; el calvario; B). La resurrección del Señor; Su ascensión; y C). Su segunda venida por nosotros. I Corintios 11:26; Mateo 26:26-29; Marcos 14:22-25; Lucas 22:17-20.

11° Debemos venir con la actitud de servirnos los unos a los otros.- I Corintios 11:33

La cena del Señor apunta hacia las Bodas del Cordero, donde Cristo va a servir (Apocalipsis 19:6-9)

De hecho, Cristo es el más grande y glorioso Diácono; Él no vino a ser servido, sino a servir (Juan 13:13-17).

12° Debemos venir para conocer más a Cristo.- Lucas 24:13-35 (verso 30)  Los discípulos que caminaron hasta Emaús reconocieron al Señor al verle partir el pan, y recordaron cómo ardía el corazón de ellos al escuchar al Señor abrirles las Escrituras.

La Palabra nos tiene que afectar. Ellos le habían visto cuando partió el pan y alimentó a miles, pero ahora fue distinto. Debemos venir a la cena para conocerle más Hebreos 12:2-4.