Por Ricardo Vivas.- Julio 06 de 2006.

[A menos que se haga la precisión correspondiente, todas las citas bíblicas son obtenidas de la Antigua Versión de Casiodoro de Reina y Cipriano de Valera]

I Tesalonicenses 4:15-18 y 5:1-10 Para el retorno del Señor Jesucristo, habrán de cumplirse las señales, pero aún su retorno tiene sus tiempos. Los que estén preparados no tendrán problemas. Los que velan están preparados. Seamos de los que velan y no de los que duermen. Pero, de todos modos, aún los que duermen van a estar con el Señor. Debemos estar vestidos de Caridad, Esperanza y Fe.

¿Cómo conocer los tiempos y las señales, para estar preparados?

Eclesiastés 1:9-10 Las cosas que Dios tiene trazadas ya están preparadas. Las profecías están encaminadas a tres ocasiones en que el Señor vino por primera vez:

A.- Isaías 60:1-3 Esta palabra se refiere al nacimiento del Salvador. Éste es el primer momento. Y encontramos varias personas que estaban pendientes y conocieron este suceso:

Lucas 2:8 Los Pastores estaban en vela, y guardaban las vigilias de la noche. Aquellos momentos de la anunciación del nacimiento del Mesías no correspondían al invierno. No era invierno.

Mateo 2:1 Los Reyes que vinieron de Oriente a adorar al Señor. Ellos eran descendientes de Abraham y de Cetura, y les fue concedido participar de este evento.

Lucas 2:25 Simeón y Ana también fueron actores del suceso. Simeón era un varón piadoso y el Espíritu Santo posaba sobre él. Simeón esperaba el cumplimiento de la Salvación de Dios sobre Israel.

Así, los que velaban y los que esperaban se enteraron del advenimiento del Mesías.

B.- Malaquías 3:1- Aquí se refiere al inicio de Su ministerio. De hecho, Juan el Bautista es Su mensajero. Aquí se habla la primera venida, pero es al inicio de Su ministerio terrenal. Juan es el precursor y Jesús inicia Su ministerio.

C.- Zacarías 9:9 Otra vez, acerca de que Él viene, y este momento corresponde al final de Su ministerio; sobre un pollino de asno, hijo de animal de yugo. Cristo entra triunfal, en su posición de Rey.

Estos tres eventos se dieron puntualmente en la vida del Señor Jesús, y marcaron su primera venida:

A.- A unos pocos. Tanto Herodes, como los fariseos, saduceos y el resto del pueblo, no tuvieron noticia del advenimiento del Mesías en el primer momento, cuando se da la anunciación a los pastores. Ni siquiera con la presencia de los Magos de Oriente, Herodes quiso conocer al Cristo. El resto del pueblo tampoco quiso saber acerca de que el Mesías ya había nacido.

B.- El segundo evento o suceso, al inicio del ministerio del Señor Jesús, ante aquellos testigos que se bautizaban por Juan el Bautista, en los márgenes del Río Jordán, sólo los que escuchaban al hijo de Zacarías, estuvieron presentes en el inicio del ministerio del Señor, cuando Él fue bautizado. Juan el Bautista preparó el camino. De hecho, el bautismo que practicaba Juan era un bautismo de preparación, para reconocer al Mesías, y de ella, de esa preparación, participaron los que vinieron a ser creyentes.

C.- Finalmente, La manifestación pública, ir concluyendo su ministerio público, fue una manifestación a toda la gente, aún a los no creyentes.

A.- Mateo 24:27-28 Los que velan son águilas. Los que esperan a Jehová… van a su encuentro, porque Donde estuviere el cuerpo muerto, ahí se juntarán las águilas. Éste es el primer grupo que tendrá un encuentro con el Señor, en las nubes.

B.- Mateo 24:29-30-31 Aquí están todos los escogidos: los que duermen. Vemos dos tipos de cristianos: 1.- los que están preparados; y 2.- los que están afanados.

El quebrantamiento es una forma de preparación. La tribulación es un refinamiento.

C.- Apocalipsis 19:11-16 El Señor vendrá como Rey de reyes, y como Señor de señores. Ésta es la visión de Cristo en Su condición de Rey. Entonces, como Él vino la primera vez, así vendrá la segunda ocasión.

Serán, pues, dos eventos en relación con la Iglesia y un evento más en relación Corintios Israel.

Hechos 1:9-11 El Señor va a venir en la misma manera en que se fue. En realidad, el Señor se fue en tres diferentes eventos:

A.- Mateo 28:1-7 (Juan 20:11-17) En un primer evento, el Señor no se dejó tocar, porque aún no subía a Su Padre. De hecho, en ese momento, aún el Señor no culminaba Su ministerio. Al morir en la cruz, se estaba cumpliendo el sacrificio del Altar de Bronce, pero Él mismo es el Sumo Sacerdote y debía entrar al tercer cielo, para llevar la sangre de Jesús, y así cumplir la ley; el Señor penetró los mismos cielos.

Además, el Señor nos ha rociado con Su sangre, así como el Sumo Sacerdote rociaba la sangre sobre el pueblo.

Aquí el Señor habla a una mujer que madrugó, que veló, figura del remanente de cristianos vencedores.

Entonces, en este evento, el Señor va y regresa (Mateo 28:8-9). Pero después que ha regresado sí se deja besar y abrazar. Éste es el primer evento, suceso, al irse secretamente, donde sólo quienes madrugaron (mujeres) le vieron ir.

B.- El segundo evento es en Galilea. Mateo 26:32; Marcos 16:7; Juan 21:1 (el Mar de Tiberias también es el Mar de Galilea); Mateo 28:7 y 10. Pedro decidió ir a pescar estando en el Mar de Tiberias (el cual es el Mar de Galilea) …a pescar voy

Y es ahí, en Galilea, donde el Señor encomienda o entrega La Gran Comisión y se despide (Marcos 16:14-20). Ahí en Galilea estaban lo once. Mateo 28:16-20 el evento sucede en Galilea. Ésta es una región al norte de Jerusalem.

C.- Este tercer evento involucra más gente que los once apóstoles (Lucas 24:50-53). Aquí el lugar es Betania. Aquí, el Señor pone énfasis en el Bautismo en el Espíritu Santo. En ese lugar eran muchos los testigos.

Betania está cerca de Jerusalem, al Sureste de la ciudad santa.

Hechos 1:4-12 El evento se estaba dando en el Monte que se llama del Olivar. En Betania está el Monte de las Olivas o del Olivar, Muy cerca del Monte de Josaphat, en el Valle de Har Megido o Armagedón.

En el antiguo griego koiné, encontramos tres palabras que anuncian la segunda venida del Señor Jesucristo:

  1. Epifaneia) Epifaneia.- I Timoteo 6:14 Es evidente que esta palabra tiene que ver con la segunda venida del Señor. Significa aparición, resplandor o manifestación. Y corresponde a un primer evento, en su segundo advenimiento. Así, en Su retorno, la primera vez que venga, será una aparición. En esta espera, cuando Él venga, será una aparición.

Los que guarden las vigilias de la noche; los que guarden su mandamiento, sin mácula, ni reprensión, están apercibidos.

Tito 2:13 En este pasaje, el apóstol Pablo se refiere a los que están esperando, en aquella esperanza bienaventurada: ello nos hace participar de la Epifaneia.

  1. Apocalupsus) Apocalipsis.- II Tesalonicenses 1:7 Revelación; se manifiesta lo oculto. Esta palabra corresponde a un segundo evento, en el advenimiento del Señor. Es una rhema para los cristianos que están en tribulación. Ésta será en Su Apocalipsis o manifestación o Revelación. Es cuando Él viene con sus ángeles y recoge la Gran Cosecha.

I Pedro 1:7 el apóstol Pedro habla de la prueba de fuego.

  1. Parousia) Parousia.- II Tesalonicenses 2:7-8 Esta palabra significa presencia personal. Aquí, Cristo pisa la tierra, y Su relación se da con Israel. Aquí, el Señor viene en Su posición de Rey.

La palabra parousia significa Resplandor.

En el evento anunciado en este pasaje de la Escritura, el Señor viene y destruye al anticristo, con el Resplandor de la venida del Señor Jesucristo. Al momento en que el Señor pise la tierra, Él destruirá al anticristo.

II Tesalonicenses 2:1-3 Aquí se refiere al momento en que el Señor pise la tierra. Éste es el tercer evento de Su segunda venida.

[No perdamos la Fe. Fidelidad es Fe sostenida bajo presión.]

Comentarios

Share on Myspace